Una activista interrumpe la rueda de prensa de Mario Draghi en el BCE

Una activista ha interrumpido el discurso inicial con el que da comienzo la rueda de prensa de Mario Draghi, presidente del banco Central Europeo, tras la reunión del Consejo del organismo. Tras lanzar unos papeles, ha sido detenida por los servicios de seguridad y expulsada de la sala. Draghi ha retomado después su intervención.

En la reunión, el Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy mantener los tipos de interés en la zona del euro en el mínimo histórico del 0,05%, para impulsar el crecimiento y la inflación.

El BCE informó de que el consejo de gobierno, reunido en la sede central de la entidad en Fráncfort, también decidió dejar inalterada la tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, a la que presta el dinero a un día, en el 0,30%.

Asimismo la entidad mantuvo la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero a los bancos, en el -0,20%, por lo que penaliza a los que depositen efectivo en el BCE.

Los bancos de la zona del euro dijeron en una encuesta realizada recientemente por el BCE que el programa de compra de deuda pública, anunciado a finales de enero, ha mejorado su situación financiera en los últimos seis meses, algo relacionado con la expansión monetaria.

Asimismo los institutos de crédito señalaron que han utilizado la liquidez adicional del programa especialmente para garantizar préstamos a las empresas y, en menor medida, para refinanciar o comprar otros activos negociables.

El programa de compra de deuda, que a finales de enero el BCE aumentó a bonos de deuda pública, también ha contribuido a relajar las condiciones de los créditos a las empresas, tendencia que los bancos prevén crecerá en los próximos seis meses como consecuencia de la mejora de su situación financiera.

El BCE comenzó el 9 de marzo a comprar bonos públicos de la zona del euro y hasta ahora ha adquirido títulos por valor de unos 62.000 millones de euros.

La entidad monetaria quiere comprar mensualmente bonos públicos y privados por valor de 60.000 millones de euros.