Críticas a Linde por defender al Gobierno alegando “patriotismo”

Críticas a Linde por defender al Gobierno alegando “patriotismo”

Un consejero del Banco de España, políticos de la oposición y analistas han criticado al gobernador del Banco de España por su cerrada defensa de la política económica del Gobierno con el argumento de que sus recortes no debían llamarse políticas de austeridad sino de "patriotismo".

"Apartarse de un camino que nos lleve a situaciones imposibles e insostenibles no es 'austeridad', sino sentido común y, en un sentido muy real, patriotismo. La corrección de los grandes desequilibrios es, inevitablemente, muy costosa en términos de empleo y bienestar y ésta es la enseñanza que podemos sacar de la gran expansión que termina en 2008, cuando estalla la burbuja inmobiliaria", ha señalado literalmente Linde, nombrado por el Gobierno de Mariano Rajoy, en su discurso.

"No es correcto usar el término patriotismo", señaló el consejero del Banco de España Guillem López Casanovas en respuesta a preguntas de Bloomberg. "Demasiadas veces el término se ha usado inadecuadamente para ignorar algunas realidades internacionales por el bien supremo de la nación".

López forma parte del Consejo de Gobierno del Banco de España, donde está Linde, el subgobernador, Fernando Restoy, y seis consejeros: Carmen Alonso, Maximino Carpio, Rafael Castejón, Guillem López, Ángel Luis López y Vicente Salas. Además, está la secretaria general del Tesoro y Política Financiera: Rosa María Sánchez-Yebra, la vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Lourdes Centeno y asisten, con voz y sin voto, los directores generales del Banco (Javier Alonso, Julio Durán, Mariano Herrera, Manuel Labrado y José Luis Malo de Molina) y Mariano Serrano como representante del personal.

Linde pronunció estas palabras en XXII Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte, ABC y la Sociedad de Tasación, celebrado en Madrid. El salón donde pronunció estas palabras estaba completamente abarrotado de ejecutivos bancarios. La sorpresa fue grande entre algunos miembros de este auditorio, según constató este periódico, sobre todo por dos razones: lo innecesario y peligroso que es un pronunciamiento político tan claro en estos momentos para hacer referencia solo a hechos del pasado, así como las palabras escogidas, sobre todo "patriotismo".

Un responsable bancario, presente en la sala, que pidió el anonimato, destacó "lo fuera de lugar" que le pareció el discurso "para hablar de hechos del pasado, entre 2012 y 2014. Otra cosa hubiera sido realizar advertencias ante posibles errores de futuro, que está más en línea con su función". Otros se acordaron del Estatuto de Autonomía del Banco de España. "Lleva mucho tiempo en entredicho la relación supervisor-Gobierno, pero estas palabras no ayudan al Banco de España porque transmiten una sensación de dependencia o agradecimiento político", añaden estas fuentes. La proximidad de las elecciones fue otro aspecto comentado "porque hace todavía más inadecuado el discurso", según el ejecutivo, que no dudó en comentar: "Linde entra en campaña". Sin embargo, para otros, no son palabras tan diferentes de otras pronunciadas por Linde, "que ha estado habitualmente de acuerdo con las medidas del Gobierno". 

El discurso también provocó reacciones en la clase política. Manuel de la Rocha, portavoz económico del PSOE, opina que "hablar de patriotismo es muy desafortunado ya que no es patriotismo en destruir el estado del bienestar recortando derechos laborales, añadiendo copagos a la sanidad, acabando con becas, reduciendo las prestaciones por desempleo, etc.\ también ha recordado que “el Gobierno no evitó el rescate: España fue rescatada en 2012 a través de un programa de asistencia para el sector financiero que costó 40.000 millones de euros”. “Una realidad muy distinta” de lo declarado por el máximo responsable del Banco de España esta mañana.

Por otro lado, el dirigente socialista recomienda a Linde “ser más prudente y objetivo en sus declaraciones a favor del Gobierno, pues está comprometiendo la credibilidad e independencia de la institución”, ya que “el Banco de España es una entidad independiente, con un mandato claro en política monetaria y supervisión financiera”.

 

Bloomberg también incorpora la opinión de un experto. "Es un error plantear el debate de la austeridad en términos patrióticos", señaló Antonio Barroso, analista de la firma Teneo Intelligence, con sede en Londres, que asesora a inversores sobre riesgos políticos. "Hay muchas maneras de aplicar medidas de austeridad y so es una decisión política que un Gobierno tiene que tomar", añadió.