Las ventas en tiendas y restaurantes impulsan el negocio de AENA

Las ventas en tiendas y restaurantes impulsan el negocio de AENA

Lo que está levantando con fuerza los resultados de AENA no son los aviones, sino la actividad comercial: los ingresos por las tiendas y los servicios en los aeropuertos han crecido más del 15% y aportan ya más de la cuarta parte del negocio a la gestora. La empresa de aeropuertos española ingresó en total 3.165 millones de euros, el 8% más. AENA ingresó de media 3,28 euros en las áreas comerciales por cada viajero que pasó por sus aeropuertos, gracias a las tasas aeroportuarias, los cánones que pagan las empresas de los comercios y las tasas de los aparcamientos, entre otras cosas. Pueden parecer cifras pequeñas, pero para una compañía como AENA, líder mundial entre los gestores aeroportuarios con 195,8 millones de pasajeros, es una mina.

Sin embargo, cosechar un año récord en ventas y resultados de explotación no ha bastado a AENA para evitar que sus beneficios caigan. En 2014 el gestor de aeropuertos, que desde el mes pasado es además una empresa cotizada, ganó 479 millones de euros, un 19,8% menos que el año anterior. La empresa explicó este viernes que el negocio crece con fuerza y que las menores ganancias son solo efecto de algunos elementos extraordinarios.

Sin impactos atípicos, aseguró la compañía presidida por José Manuel Vargas, el beneficio sería un 70% mayor que en 2013. AENA, cuyas acciones se intercambian en Bolsa desde el mes pasado, se estrenó ayer por primera vez ante los analistas. Destacó que el tráfico en 2014 alcanzó los 195,9 millones de pasajeros, un 4,5% por encima de 2013. También, que el endeudamiento se ha reducido de 11.394 a 10.733 millones de euros. Los inversores respaldaron las cuentas con una subida en Bolsa de los títulos del 4,14%, hasta los 84 euros.

¿Por qué con todas esas mejoras AENA gana menos? Atribuye la caída del beneficio a que en el de 2013 el resultado era anormalmente alto por unas deducciones fiscales de 247 millones, lo que hace que en la comparación salgan ahora peor en la foto; y a eso, se suma que en 2014 la compañía ha realizado dotaciones de 117 millones de euros para hacer frente a “intereses de demora de expropiaciones en relación con las tres expropiaciones de terrenos en curso en el aeropuerto Madrid-Barajas”. Sin esos dos elementos, la compañía calcula que la gestora de aeropuertos se habría embolsado 595 millones de euros.

El empuje de ingresos comerciales

Las tasas por los despegues y aterrizajes de los aviones son el corazón del negocio de AENA, pero las compras en los aeropuertos son lo que le está dando aire. De los 3.165 millones de euros que ingresó la red aeroportuaria, 2.305 llegaron de la actividad aeronáutica. Es un 3,9% más, y crece gracias a que hay más vuelos (y por tanto, más ingresos por tasas). Mientras, la actividad comercial aporta 643 millones de euros, un 15,2% más, después de que se haya ampliado la superficie de ventas y el abanico de marcas en las tiendas.

De entre las actividades comerciales, las tiendas de duty free (libres de impuestos) son las que más contribuyen: aportan el 30% del negocio comercial. AENA reorganizó a finales de 2012 este negocio y las sacó a concurso, en una macrosubasta que se llevó Aldeasa. Le sigue la restauración, con el 18%, y los pagos de las empresas de alquileres de coches, con otro 16%.

AENA ingresó de media 3,28 euros en las áreas comerciales por cada viajero que pasó por sus aeropuertos

El negocio de AENA tiene dos partes más: por una parte, los ingresos que llegan de fuera de la terminal —sobre todo gracias a los aparcamientos— y que ascienden a 176 millones, el 15,1% más. Y por último, el negocio internacional, es decir, la gestión del aeropuerto londinense de Luton, con el que ingresa 47 millones. AENA ha dejado escapar una atractiva oportunidad de crecer en el negocio internacional al no ejercer su derecho preferente sobre la participación del 50% de Abertis en AMP (sociedad a trvés de la cual AENA participa en GAP). El plzo para hacerlo venció el 23 de octubre.

Más allá de la cifra de negocio que aporta cada actividad, en lo que hay una gran distancia es en sus rentabilidades. Aquí la actividad comercial vuelve a ser la joya de la corona: con ingresos de 643 millones, obtiene un beneficio antes de impuestos de 450 millones. Mientras, de los 2.305 millones que ingresan por actividades aeroportuarias solo registran 176 millones de ganancias brutas.

48 aeropuertos con pérdidas brutas

El resultado bruto de explotación ajustado de AENA (excluye los deterioros de inmovilizados y la provisión para el ajuste de plantilla) ascendió a 1.875 millones de euros, lo que supone un aumento del 16,5% frente al año 2013. El Ebitda es el indicador que muestra la marcha del negocio puro, pues deja fuera amortizaciones de inversiones pasadas y resultados financieros. AENA tiene 24 aeropuertos con Ebitda negativo. Recuerda que esas pérdidas operativas son de 42 millones, frente a los 76 millones de 2012. Y hay otros 25 aeropuertos con Ebitda positivo de 1.914 millones en total. Madrid-Barajas lidera este grupo, con 566 millones.

La red tiene 24 aeropuertos con resultado de explotación negativo de 42 millones de euros

Sin embargo, si se atiende al beneficio antes de impuestos, la foto cambia sustancialmente: solo 14 de los 48 aeropuertos españoles de la red ganaron dinero en 2014. Y el líder es Barcelona-El Prat, que antes de impuestos se embolsó 339,2 millones, 12 veces más que Madrid-Barajas. Por rentabilidad, siguen a El Prat los aeropuertos de Palma de Mallorca, Tenerife Sur y Gran Canaria. En el otro extremo se sitúan La Palma, Santiago de Compostela y Vigo, lcon las mayores pérdidas.

Ryanair pierde su recurso contra AENA en el TEAC

La subida de tasas aeroportuarias en los Presupuestos de 2012 provocó un conflicto con las aerolíneas que sigue sin estar cerrado el todo. Las compañías impugnaron la subida y ampliaron la demanda contra España ante la Comisión Europea, denunciando irregularidades en el sistema de fijación de las tasas. Tras el acuerdo plurianual de tarifas para el periodo 2014-2018, la patronal de las aerolíneas recomendó a sus asociadas desistir de sus reclamaciones. Lo han hecho el 76,2%, pero algunas siguen litigando. El pasado 23 de marzo, AENA ha recibido 13 comunicaciones del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) en las que desestima las reclamaciones promovidas por las compañías aéreas Ryanair, Avianca, Tarom y Korean.