La CNMV multa ventas ilegales que tumbaron la cotización de Bankia

La CNMV multa ventas ilegales que tumbaron la cotización de Bankia

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha puesto dos multas a inversores que vendieron acciones de Bankia sin tenerlas para beneficiarse después de la caída de la cotización. Esa operación, llamada ventas en corto descubiertas, está prohibida por la ley. Una avalancha de operaciones de ese tipo contribuyó a hundir la cotización de Bankia en mayo de 2013, poco antes de que los preferentistas recibieran acciones del banco en canje por sus participaciones. Con todo, las multas parecen nimias en proporción al enorme volumen de operaciones que hicieron perder a Bankia más de la mitad de su valor en un solo día.

De momento solo hay sanciones para dos operaciones. La mayor ha sido impuesta a la firma Libertyship Capital, L. P., por importe de 6.000 euros. La otra multa ha sido para Sonia Anglés Minguell, por 500 euros. En ambos casos, se considera que cometieron "una infracción grave tipificada en el artículo 100 e), de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores, por incumplimiento de lo establecido en el artículo 36 del mismo texto legal, por haber realizado ventas en corto descubiertas de acciones de Bankia".

Las dos sanciones han sido publicadas hoy en el Boletín Oficial del Estado. Las sanciones fueron impuestas por resoluciones del Consejo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores a finales de noviembre de 2014.

En perjuicio del pequeño inversor

"A la vista del elevado volumen negociado en la acción de Bankia S. A. en el día de hoy, de 49,39 millones de acciones respecto a un capital de 19,93 millones de acciones, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) procederá a analizar en detalle la operativa de la sesión, al objeto de verificar que se ha ajustado a la normativa legal existente y, en particular, a la que rige en materia de operativa de mercado", señaló la CNMV tras el cierre de la sesión del 22 de mayo.

La sospecha fue desde el principio que grandes inversores se habían anticipado al canje de participaciones preferentes y otra deuda híbrida por acciones, vendiendo los nuevos títulos antes incluso de recibirlos. Se aprovecharon de que las operaciones bursátiles se liquidan a los tres días hábiles, de modo que la semana siguiente, al recibir las acciones, podrían atender la liquidación. Pero esa operativa no es legal con la normativa española y la CNMV investigará si se ha llevado a cabo. El desplome, además, dejó en inferioridad de condiciones a los pequeños accionistas, que no podían vender y se encontraron con fuertes pérdidas.

"Yo no lo entiendo del todo", confesó José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, cuando las ventas en descubierto tumbaron la cotización de Bankia. Las acciones se hundieron más del 50% en una sola sesión.

En diciembre de 2013, la CNMV dijo que tenía dudas "dudas con posible incumplimiento" en la venta de cuatro millones de acciones de Bankia durante la ampliación de capital que realizó la entidad a finales de mayo, según avanzó la presidenta del supervisor, Elvira Rodríguez. Ese mismo mes, el Comité Ejecutivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) acordó "por mayoría" la apertura de seis expedientes sancionadores por posible incumplimiento de la normativa vigente en las ventas de 4,1 millones de acciones de Bankia en los días previos a la admisión a negociación de los valores procedentes de la ampliación de capital realizada en mayo de aquel año.