El Fondo de Garantía pagará menos del 25% de depósitos de Banco Madrid

El Fondo de Garantía pagará menos del 25% de depósitos de Banco Madrid

El Banco Madrid tenía unos 14.000 clientes que trabajaban directamente con la entidad. Pero unos pocos atesoraban grandísimas cantidades de dinero. La prueba es que, según fuentes del mercado, el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) solo tendrá que adelantar unos 135 millones para cubrir los 100.000 euros por titular que están asegurados. El resto de los depósitos, sobre un total que se estima que supera los 600 millones, quedará pendiente para recuperar con la liquidación.

Esto supone que cerca de 500 millones quedarán pendientes de las ventas de activos para volver a las manos de sus dueños. Siempre es un proceso largo y complejo, que algunas fuentes calculan en un año. La solvencia de la entidad, superior al 30%, alienta la posibilidad de recuperar el dinero.

Hasta el momento se desconoce cuántos son los clientes que tenían fuertes cantidades en depósitos o en cuentas corrientes, pero la desproporción entre lo cubierto por el FGD y lo pagado es muy alta. Las fuentes consultadas también comentaron que hay alguna entidad financiera que se ha quedado pillada con alguna importante cantidad en liquidez porque trabajaba con los productos de Banco Madrid.

Entre los clientes que se han acercado a las oficinas de la entidad estos días algunos trataron de evitar que las posiciones que vencían estos días se hicieran líquidas porque quedarían garantizadas en 100.000 euros. Sin embargo, no han conseguido evitarlo, según las fuentes consultadas.

Consejeros, directivos y los acusados de blanqueo no están cubiertos

Asimismo también recuerdan estas fuentes que el Fondo de Garantía no cubre los depósitos de los altos directivos ni los de los consejeros de la entidad. Tampoco los de sus familiares en primer grado. Por esta cláusula, el Fondo no cubrirá a Joan Pau Miquel Prats, consejero delegado, ni a Higini Cierco Noguer y Ramón Cierco Noguer, ambos miembros de la familia accionista mayoritaria de la matriz, la Banca Privada Andorra.

Tampoco están cubiertos los accionistas que tengan más de un 10% del capital, es decir, toda la familia Cierco, que contaba más del 80%.

Entre los altos directivos, en la entidad era conocido que el director general de Banco Madrid, Rafael Valera, tenía importantes cantidades en depósitos o liquidez.

Asimismo, el FGD excluye de su protección a los sospechosos de blanqueo, que en esta entidad pueden ser una lista importante.

Además de clientes ricos, una firma financiera ha quedado atrapada

Ahora los responsables del FGD están pendientes de organizar el abono de los 135 millones iniciales. Sin embargo, no pueden demorarse mucho para iniciar la liquidación de activos para obtener los más de 500 millones pendientes porque el tiempo va desgastando los recursos de la entidad.

Esta no será la primera vez que se va a liquidación una entidad financiera en España. En la historia reciente se han dado casos como el de Eurobank del Mediterráneo, en 2004. En aquel caso, tanto los que tenían depósitos de menos de 20.000 euros (el límite cubierto entonces) como los que tenían más, lo recuperaron todo con intereses. En diciembre de 1981, el Banco de los Pirineos presentó suspensión de pagos por 2.500 millones de pesetas (unos 15 millones de euros). A mediados de los noventa, la filial española del Bank of Credit and Commerce International fue disuelta porque su matriz fue acusada de blanqueo de capitales, un caso que recuerda al Banco Madrid.

El Banco Madrid exigía 50.000 euros como importe mínimo para ser cliente, pero está claro que algunos superaban esta cantidad por mucho.