Telefónica cierra el acuerdo de venta de O2 a Hutchison por 14.000 millones

Telefónica cierra el acuerdo de venta de O2 a Hutchison por 14.000 millones

Telefónica y Hutchison Whampoa han alcanzado un acuerdo definitivo para la venta de O2 UK, la filial de la compañía española en el Reino Unido, al grupo inversor de Hong Kong. por un importe de 10.250 millones de libras esterlinas (aproximadamente 14.000 millones de euros al tipo de cambio actual). 

El pago se hará efectivo en dos plazos: uno inicial de 9.250 millones de libras esterlinas (12.640 millones de euros) y un pago aplazado adicional de 1.000 millones de libras esterlinas (1.360 millones de euros) que será satisfecho una vez que la compañía conjunta que resulte de la fusión de Three, filial de Hutchison, con O2 alcance una cifra acordada de cash flow acumulado.

El grupo que preside César Alierta tiene intención de dedicar una parte sustancial de los fondos recibidos a situar el ratio de apalancamiento (deuda neta sobre beneficio bruto operativo (Oibda) ) por debajo de 2,35 veces, según comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La deuda neta de Telefónica a cierre de 2014 ascendía a 45.087 millones de euros, con lo que esta operación le permitirá reducir considerablemente esa cantidad y afrontar con solvencia otras adquisiciones, en particular la de la brasileña GVT, que se puede cerrar esta misma semana, si la autoridad de competencia de Brasil da su visto bueno.

El grupo de César Alierta adquirió O2 en 2005, en la mayor compra de una firma española

La operación permitirá a Hutchison fusionar Three con O2 y convertirse en líder de la telefonía móvil en Reino Unido con más de 30 millones de clientes y una cuota de mercado superior al 40%. Eso puede suponer algunos problemas desde el punto de vista de la competencia, con lo que es posible que Hutchison tenga que hacer algunas concesiones para lograr una autorización. Previsiblemente será la Comisión Europea la que se haga cargo del caso.

Telefónica compró O2 en 2005 por 17.700 millones de libras, que por entonces eran unos 26.000 millones de euros, en lo que constituyó la mayor compra de una empresa española en el extranjero. En 2013, llegó a un acuerdo para vender su filial irlandesa por unos 850 millones de euros y ahora vende el negocio en Reino Unido, el principal mercado de O2, en la que de nuevo es la mayor venta de una filial en el extranjero realizada por una empresa española. De la compra original de O2, Telefónica mantiene la filial en el mercado alemán, en el que se ha reforzado con compras.

Telefónica negoció vender su filial O2 a BT a finales de 2014, pero la firma británica se decantó por la compra de EE, filial al 50% de Deutsche Telekom y Orange en el mercado británico. Casi inmediatamente después se iniciaron las conversaciones con el grupo inversor chino, que han fructificado  

El cierre de la operación está sujeto, entre otras condiciones habituales en este tipo de transacciones, a las aprobaciones regulatorias pertinentes, y a la obtención de dispensas sobre cláusulas de cambio de control. Las condiciones deben cumplirse no más tarde del 30 de junio de 2016, salvo en determinadas circunstancias establecidas en el acuerdo de compraventa en las que esta fecha podrá ampliarse hasta el 30 de septiembre de 2016.

Tras la firma de este acuerdo definitivo, O2 UK pasará a reportarse como operación en discontinuación dentro del grupo Telefónica, y sus activos y pasivos como “mantenidos para la venta”, de acuerdo con las NIIF.