Telefónica negocia la ampliación de 3.000 millones para la compra de GVT

Telefónica negocia la ampliación de 3.000 millones para la compra de GVT

Telefónica negocia con un grupo de nueve bancos el lanzamiento en los próximos días de la ampliación de capital por 3.000 millones de euros para financiar la compra de la operadora de banda ancha brasileña GVT, que adquirió a la francesa Vivendi, y cuya operación está previsto que se cierre en la primera mitad de 2015, una vez que se cuente con el permiso de las autoridades de competencia.

UBS, Morgan Stanley JP Morgan liderarían la operación, que podría iniciarse la próxima semana, según Reuters. Bank of America Merrill Lynch, Barclays, HSBC y los bancos españoles BBVA, Caixabank y Santander también están colaborando en la colocación.

El pasado mes de septiembre, Telefónica alcanzó un acuerdo definitivo con el grupo francés para comprar GVT por 4.663 millones de euros a pagar en efectivo , más un 12% del capital social de Telefónica Brasil, la filial del grupo español en el país, tras su integración con GVT.

La compra se realiza a través de Telefónica Brasil, por lo que la operadora española debe a su vez realizar una ampliación para cubrir el desembolso que le corresponde por el 73,9% del capital que posee en su filial brasileña. Cuando se anunció la operación, se fijó la ampliación en 3.400 millones de euros, pero el pasado 25 de febrero, con motivo de la presentación de resultados, se rebajó esa cantidad a 3.000 millones.

Anatel, el regulador brasileño de las telecomunicaciones, dio el visto bueno definitivo a la compra de GVT el pasado viernes. No obstante, la aprobación definitiva de esta operación precisa aún del visto bueno de la autoridad brasileña de Competencia, Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE). En este sentido, la Superintendencia General del CADE recomendó en febrero aprobar "con condiciones" esta adquisición.

Telefónica tiene previsto integrar GVT en Vivo, su negocio de telefonía móvil, para crear la operadora móvil más grande del país. La transacción forma parte de un proceso de consolidación en el sector de las telecomunicaciones, en un momento en el que las empresas está empezando a ofrecer cada vez más paquetes combinados de telefonía móvil, fija y banda ancha por Internet.