Los clientes de Banco de Madrid solo recuperarán 100.000 euros

Los clientes de Banco de Madrid solo recuperarán 100.000 euros

Los clientes de Banco de Madrid solo recuperarán por ahora 100.000 euros, independientemente de los fondos que tuvieran depositados en la entidad. El Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito anunció a última hora del miércoles que próximamente se pondrá en contacto con los clientes del banco para proceder al pago de los importes garantizados “hasta un límite máximo de 100.000 euros por titular de depósito dinerario”.

Se trata de la primera vez desde el inicio de la crisis financiera y de deuda que se aplica en España el límite que marca la ley, de acuerdo con el Real Decreto aprobado en 2011, para resarcir a los clientes de entidades financieras insolventes. El Fondo de Garantía señaló en su comunicado que el pago se efectuará con la “máxima celeridad” posible.

Actualmente en España está cerrada la operativa del banco, filial de Banca Privada d’Andorra (BPA) investigada por blanqueo de capitales, mientras que en Andorra se limitó la salida de fondos a 2.500 euros semanales. En España, el bloqueo afecta aproximadamente a unos 14.000 clientes con 600 millones en depósitos y a unos 27.000 partícipes de fondos y sociedades de inversión con unos 1.500 millones..

En efecto, el caso de Banco de Madrid sienta precedente al ser la primera vez que el Gobierno y los organismos reguladores optan por la liquidación de una entidad financiera en lugar del rescate, Precisamente, una de las principales críticas que ha recibido el Ejecutivo ha sido el rescate con dinero público de bancos y cajas, en lugar de dejarlas abocar a la quiebra, garantizando solo el límite legal a los depositantes, como han hecho otros países como Islandia (que solo reembolsó a los clientes nacionales, pero no a los extranjeros).

Hasta ahora se habían rescatado las entidades financieras con dinero público

El Fondo de Garantía realizó este anuncio una vez que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) confirmó minutos antes que no iba a proceder al rescate de Banco de Madrid, por lo que la entidad se ve abocada a la liquidación por la vía concursal.

La comisión rectora del FROB, en su reunión de ayer, acordó comunicar al juez de lo mercantil número 1 de Madrid la “no apertura de un proceso de resolución a la entidad Banco de Madrid”, en respuesta al auto de este juez que le pidió aclarar si quería rescatar o liquidar la entidad, según informó el FROB en una nota de prensa. El organismo indicó que no procede el rescate de la entidad, “al no concurrir los requisitos previstos legalmente”

La comunicación del FROB se produce justo el día en el que se ha conocido que el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capital (Sepblac) presentó el informe a los responsables de Banco Madrid el 9 de marzo por la tarde. Horas después, el 10 de marzo a mediodía, el Gobierno de Andorra intervenía la matriz del Banco Madrid, la Banca Privada de Andorra (BPA), por una denuncia de Estados Unidos que le acusaba de realizar blanqueo de capitales, según confirmaron fuentes de la lucha contra el blanqueo.

Polémica inspección 

Se da la circunstancia de que el Sepblac, dependiente del Ministerio de Economía, había comenzado la investigación en abril de 2014 y acabó las visitas de la inspección en mayo de ese año. Sin embargo, tuvieron que pasar ocho meses más, hasta febrero pasado, para que los inspectores empezaran la redacción del informe. Fuentes del mercado discrepan de esta versión y consideran que la inspección se prolongó durante mucho tiempo teniendo en cuenta que Banco Madrid es una entidad pequeña.

Desde el organismo recuerdan que estos más de diez meses es un plazo habitual en este tipo de actuaciones y recuerdan que la plantilla de inspectores del Sepblac no se ha dedicado solo a este asunto en este periodo. Aseguran que la duración de este proceso de supervisión ha sido coherente con la complejidad del asunto y con los restantes procesos abiertos en otros ámbitos.

A partir de que los inspectores terminan el trabajo, se preparan los escritos para la comunicación a las diversas partes interesadas y otras gestiones administrativas habituales en estos casos.El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, que preside el Sepblac, aseguró que el informe se entregó al Banco de España en febrero.

Sin embargo, otras fuentes conocedoras de la operación, aseguran que el supervisor recibió el informe el 9 de marzo, al mismo tiempo que el consejo de administración del Banco Madrid.La decisión se adoptó en el Sepblac por unanimidad de su Comité Permanente y de acuerdo con el fiscal miembro del mismo.

 

 

Andorra prepara una ley para facilitar el cierre de BPA

LLUIS PELLICER

El Gobierno de Andorra allana el terreno a una liquidación ordenada de Banca Privada d’Andorra (BPA) al preparar un proyecto de ley de reestructuración del sistema financiero para evitar el largo proceso que supondría que la entidad presentara el concurso de acreedores.
El ministro de Finanzas y Función Pública, Jordi Cinca, afirmó este miércoles que encima de la mesa hay ahora dos opciones: o una reestructuración de la entidad o su liquidación. “Me resulta muy difícil pensar en una solución que no pase por la reestructuración. Es imposible que la entidad actúe bajo las actuales siglas y estructura”, aseguró el ministro, quien recordó que BPA sigue teniendo todos los canales exteriores cerrados.
Fuentes conocedoras del proceso explicaron que el Ejecutivo está tratando de consensuar el texto del proyecto con la oposición y la banca para dar una imagen de unidad ante los mercados. “Somos muy débiles en el contexto internacional”, indicó Cinca, quien añadió que por ello el Gobierno necesita ir “de la mano de todas las fuerzas políticas del país”.
Sin embargo, el Ejecutivo de centroderecha no podrá actuar con la rapidez que requiere la situación, puesto que se halla en funciones y hasta el lunes no se constituye el Parlamento. El país pirenaico celebró las elecciones el pasado 1 de marzo.
Cinca no pudo precisar cuándo terminará la suerte de corralito en la que se hallan los clientes de BPA, a los que solo se les permite mover 2.500 euros semanales. El ministro recordó que esas restricciones seguirán mientras los bancos corresponsales mantengan cerrada la operativa con la entidad andorrana. “No tenemos el flujo normalizado con el mercado internacional, donde la entidad tiene la mayoría de sus activos”, agregó el ministro.