CatalunyaCaixa gana un 75% menos por la reducción de los atípicos

CatalunyaCaixa cerró 2014 con un beneficio de 122,8 millones de euros, lo cual supone una caída del 75,5% respecto al año anterior. En una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad adquirida por BBVA ha justificado la caída de los resultados por la reducción del negocio que fija el Plan de Reestructuración aprobado por la Comisión Europea así como los atítpicos que pudo apuntarse en 2013, en especial los créditos fiscales y el capital que obtuvo a costa de los tenedores de preferentes y deuda subordinada

El margen de negocio de la entidad, que mide el negocio puramente financiero, cayó el 15,1%, hasta los 424,9 millones de euros por la "reducción del activo" y el contexto de bajos tipos de interés en Europa. La entidad señala que también ha querido dar prioridad a "los objetivos de solvencia y liquidez". De hecho, el capital principal de la entidad se situó en el 15,06% en términos de Basilea III.

La antigua caja de ahorros también logró una reducción del 18,8% por la reestructuración de la plantilla y las oficinas, que se ha quedado en una red de 713 sucursales en Cataluña, y 58 fuera de la comunidad, entre centros de empresas y oficinas comerciales. La plantilla actual es de 4.700 empleados. El resultado de explotación antes de dotaciones se situó en 129,5 millones, el 3,2% más. La entidad ha proporcionado a la CNMV la tasa de morosidad solo en Cataluña, que se situó en el 12,3%.

La entidad espera materializar este mismo mes la venta de una cartera de créditos morosos a Blackstone, uno de los últimos pasos antes del traspaso de la entidad a BBVA. De momento, CatalunyaCaixa ha convocado Junta General Ordinaria de Accionistas para el próximo 11 de abril. En ella, el director territorial de BBVA en Cataluña, Xavier Queralt, será nombrado vocal del Consejo de Administración.