Duras críticas de la CNMV y el supervisor a los peritos de Bankia

Duras críticas de la CNMV y el supervisor a los peritos de Bankia

El fondo de rescate bancario (FROB) ha disparado con toda la artillería contra los dos peritos del Banco de España que hicieron un informe diciendo que las cuentas de Bankia estaban maquilladas cuando salió a Bolsa. Rebate todas las objeciones de los informes, y concluye que las cuentas son correctas y que salió al parqué a un precio adecuado. Utiliza las afirmaciones de los documentos periciales y las enfrenta, en ocasiones, a las declaraciones de los peritos en el interrogatorio posterior del caso Bankia.

El fondo estatal se vale de los dos supervisores, el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), prueba de lo grave de la cuestión, ya que hay 3.000 millones en juego, lo que se captó de los inversores y que ahora podrían reclamar.

El FROB rebate las “debilidades” de las conclusiones de los dos peritos a los que descalifica técnicamente. El fondo, presidido por Fernando Restoy, que también es subgobernador del Banco de España, dice que los expertos utilizaron una metodología “que resulta muy poco rigurosa”, quizá lo más grave que se puede atribuir a inspectores con muchos años de experiencia y prestigio, como son Antonio Busquets y Víctor Sánchez. En otro momento del escrito de alegaciones del FROB se comenta que el propio Busquets admitió en sus declaraciones que su “metodología es discutible”. “Este método resulta, en todo caso, inapropiado”, considera esta autoridad.

Los peritos consideran que Bankia, así como Caja Madrid y Bancaja, junto a las demás cajas que formaron el holding, realizaron insuficientes dotaciones por el deterioro de activos. Estos expertos reclaman una dotación lineal por semestres en el caso de Bankia en 2011. El FROB pone al Santander y al BBVA como ejemplo de entidades que elevaron mucho más las provisiones al final del 2011 y no en junio de ese año porque la economía se fue hundiendo con el paso de los meses.

Con este planteamiento, el escrito dice que el criterio de los inspectores “es contrario a la lógica y a la realidad del sector”. Sobre este aspecto, apuntan que el informe de Sánchez llega a unas conclusiones “que no están adecuadamente fundamentadas”, entre otras razones porque tuvo “limitaciones de información”.

Se da la circunstancia de que Bankia no facilitó toda la información requerida por los peritos, como admitió el juez de la Audiencia, Fernando Andreu, que lo justificó porque estaba imputada. El FROB cree que los cálculos de morosidad que hicieron no pueden ser precisos porque “sus conclusiones se basan en supuestos”.

El FROB también afirma que para calcular los ajustes de las cuentas de Bankia, es decir, pérdidas no reconocidas, empleó “juicios subjetivos”. Asegura que las metodologías de ambos expertos son diferentes “por lo que proponen ajustes no coincidentes”. Y sugiere que deberían haber “modulado sus conclusiones sobre la imagen fiel de las cuentas”.

El FROB dice que había provisiones suficientes para cubrir los ajustes de los peritos, otro caballo de batalla en este caso. Sobre la salida a Bolsa, recuerda que Busquets afirmó: “No tengo ni idea” varias veces a cuestiones bursátiles y asegura que el precio de colocación, 3,75 euros, se fijó con criterios de mercado, para lo que se apoya en informes de la CNMV. Los inspectores pidieron al Banco de España que no entrara en este enfrentamiento, pero ha dado un paso adelante.