“Movió el cotarro a favor de Pascual alguien de Asaja”

“Movió el cotarro a favor de Pascual alguien de Asaja”

Pactaron los precios, se coordinaron para gestionar los excedentes de leche y presionaron a los ganaderos. Estas son las prácticas que muestran los mensajes, anotaciones y correos electrónicos que figuran en la resolución de la Comisión Nacional de la Competencia de los Mercados y la Competencia (CNMC), que ha multado con 88 millones de euros a nueve empresas lácteas.

En el año 2004, según Competencia, consta por primera vez la existencia de acuerdos sobre precios, para los que curiosamente se usaban aún referencias en pesetas. En el documento de un trabajador de Puleva, de 26 de julio de ese año, se dice. “En el tema de precios está siendo un año atípico, porque cuando se habían negociado una bajada de 2 ptas. En nuestra zona saltó Leche Pascual ofreciendo comprar a ganaderos directos a 53 ptas. La que movió todo el cotarro en favor de Leche Pascual fue (dato personal) de Asaja (Barcelona) y concretamente se cebaron en la zona que Leche Pascual está construyendo la planta en Vic. Principalmente las visitas fueron selectivas contra ganaderos de Danone y Capsa. Precisamente cuando todos habíamos negociado la bajada de 2 ptas. Al perder ganaderos se comunicó la no bajada de precios”, señala el texto que cita la resolución.

"Hay que bajar el precio de la leche", decía abiertamente un empleado de Nestlé

Otro email de trabajadores de Nestlé decía abiertamente en ese mismo año: “Hay que bajar el precio de la leche”. En otro documento se comenta: “Leche Pascual (dato personal) propone bajar los precios de leche de golpe”. Y en el acta de la reunión de la asociación gallega AELGA de mayo de 2009 se recoge: “Las previsiones serían acabar el año 2011 con unos precios que estarían entorno a un 8% por encima de los precios del año 2010”.

Además, en el seno de AELGA, se produjeron contacto para incidir en las provisiones de leche y elevar el precio, según el organismo que preside José María Marín. “El señor (dato personal omitido) (Leche Celta), comenta que sería positivo retirar durante el mes de agosto 5.000.000 de litros de leche para hacer polvo”, dice el documento. Y continúa con que, según otro señor anónimo, de Feiraco, “desviar esa leche a polvo, tendría un coste de 0,15 euros por litro, pero en su opinión, eso permitiría subir el precio de venta 0,02 euros por litro aproximadamente. No cree que al retirar esa leche del mercado, aumentasen en estos momentos las importaciones de producto terminado”.

Y de remate: “El señor (...) (de Puleva) propone iniciar una línea de trabajo con aquellas empresas que tienen más capacidad de decisión para poder establecer un acuerdo sobre los excedentes”.