FCC reduce a más de la mitad sus pérdidas hasta los 724,3 millones

FCC perdió 724,3 millones de euros en 2014, lo que supone recortar en un 52% los números rojos de 1.506 millones registrados un año antes, según la empresa. La empresa de construcción y servicios, que entró en pérdidas por primera vez en su historia en 2012, ha acumulado unos números rojos de 3.258,6 millones en estos tres años.

Por lo que respecta al resultado bruto de explotación (ebitda), llegó a 804 millones, el 12,1% más. Al crecimiento del ebitda contribuyó la filial Cementos Portland, que duplicó el resultado del año anterior, y la recuperación del mercado en España.

La cifra de facturación de la compañía, que preside Esther Alcocer Koplowitz y en la que Carlos Slim es el principal accionista, alcanzó los 6.334 millones, el 6% menos, debido a la contracción de la construcción en España y al crecimiento más selectivo en el exterior. Excluyendo el negocio de construcción, los ingresos del grupo aumentaron un 2,5%.

A cierre del periodo, la cartera de negocio se mantuvo en máximos históricos de 32.996,5 millones (el 1,1% menos) apoyada por la expansión de los negocios en la división de agua. El principal negocio del grupo por facturación fue el área de servicios medioambientales, con unos ingresos de 2.805 millones, el 1,2% más, gracias al crecimiento del 4,5 % en Reino Unido. Esta división aportó el 52% del total de ebitda de FCC.

El área de construcción ingresó 2.076,1 millones, el 20,1% menos, debido, fundamentalmente, a la caída del 28,3% del negocio en España y al inicio tardío de algunos proyectos. La cartera bajó un 6% hasta los 6.213 millones. Los ingresos de la división de agua crecieron un 0,9% hasta 954 millones. El área de agua representa ya el 25,9% del ebitda.

Por su parte, la facturación generada por el cemento creció un 0,4% por primera vez en seis años hasta 542,9 millones, tras la salida de los negocios menos rentables en España. Desde la puesta en marcha del plan estratégico en el segundo trimestre de 2013, FCC ha realizado y acordado desinversiones de activos por valor de 1.740 millones que representan el 79% del objetivo previsto de 2.200 millones.

Queda pendiente la salida de Globalvía y la venta de activos inmobiliarios y participaciones en concesiones de infraestructuras. Tras la ampliación de capital de 1.000 millones de euros llevada a cabo, la deuda financiera neta se redujo un 15,9 % hasta situarse en 5.016 millones de euros a cierre de 2014.