Bankia gana 747 millones en 2014, un 83% más, a pesar de las dotaciones

Bankia cerró el pasado ejercicio 2014 con un beneficio neto atribuido de 747 millones de euros, un avance del 83,3% en comparación con los 408 millones logrados un año antes, lo que la aproxima al objetivo fijado por la entidad de obtener unas ganancias próximas a los 800 millones.

Según ha comunicado este sábado el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, apurando el plazo con el que cuentan las empresas cotizadas para presentar sus cuentas, el Grupo BFA, matriz de Bankia, logró un beneficio neto de 418 millones de euros el pasado año, frente a los 2.066 de hace un año (-79,8%).

Goirigolzarri cobró 500.000 euros y renunció al variable

El presidente de Bankia y el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, cobraron en 2014 un sueldo fijo de 500.000 euros, idéntico al año anterior, y renunciaron a una retribución variable que podía ascender a 250.000 euros para cada uno.

Además, según la información remitida hoy por el banco a la CNMV, los dos primeros ejecutivos no recibieron ningún tipo de complemento salarial adicional, como aportaciones a planes de pensiones o acciones de la compañía.

El otro ejecutivo de la entidad, Antonio Ortega, que se incorporó al consejo de Bankia en junio de 2014, mantuvo también su sueldo fijo de 500.000 euros e igualmente renunció al variable.

Este resultado del Grupo BFA-Bankia se obtiene tras realizar una provisión extraordinaria con cargo a las cuentas de 2014 por valor de 780 millones de euros, como consecuencia de las posibles reclamaciones por la salida a bolsa de la entidad.

De esta cantidad, 312 millones de euros afectaron a las cuentas de Bankia y el resto a BFA. Sin la provisión extraordinaria, Bankia habría obtenido un beneficio atribuido de 966 millones de euros, lo que supondría un 58% más sobre el resultado proforma de 2013, que fue de 611 millones de euros. En el caso del Grupo BFA habría logrado un resultado neto de 1.104 millones.

El banco llevará además a la Junta de Accionistas una propuesta para el reparto de un dividendo con cargo a 2014 por valor de 0,0175 euros por acción. Así, repartirá entre los accionistas unos 202 millones de euros en dividendos, de los que 126 millones corresponderán a la participación de BFA en Bankia. Se trata del primer dividendo de Bankia.

Para el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, "todas las personas que conformamos el Grupo BFA-Bankia tenemos el firme compromiso de seguir trabajando cada día para hacer una entidad más rentable, que cree valor para todos sus accionistas y avanzar así en la devolución de las ayudas recibidas, en la que hemos vuelto a dar un paso más con el anuncio de la distribución de un dividendo, con cargo a los beneficios obtenidos en 2014 por Bankia".

El banco destaca el buen comportamiento del margen de intereses que sumó 2.927 millones, un 14% más, mientras que el margen bruto avanzó un 6,3%, hasta los 4.009 millones de euros. Además, los ingresos por comisiones sumaron el año pasado un total de 948 millones de euros, un 1,3% más con respecto a los 935 del año 2013.

En cuanto a los niveles de solvencia, bajo la normativa de Basilea III, Bankia finalizó el ejercicio con un ratio de capital ordinario (CET1) phase in del 12,28%, desde el 10,69% de 2013. Además, el ratio de capital total se elevó hasta el 13,82%, tras subir desde el 11,06%. Estas cifras incluyen ya el efecto del pago del dividendo de 202 millones de euros propuesto por el Consejo de Administración.

Con respecto al crédito, la entidad finalizó el pasado año con una cartera bruta por valor de 121.769 millones de euros, un 6,2% menos sobre los 129.818 millones de hace un año. Este descenso se explica como consecuencia de las ventas de carteras por 1.607 millones y amortizaciones de hipotecas por 4.283 millones llevadas a cabo por la entidad financiera.

Además, Bankia otorgó nueva financiación a familias y empresas por cerca de 15.000 millones de euros durante el pasado año. De esta cifra, 12.000 millones de euros se dirigieron a autónomos, pymes y empresas. Con todo ello, el pasado ejercicio el banco concedió casi 27.000 nuevos créditos al segmento empresarial, un 40% más. Además, el saldo de activos de dudoso cobro se redujo en el año en 3.475 millones, al pasar de los 20.022 millones de euros del cierre de 2013 a los 16.547 millones en 2014.

De esta forma, la tasa de morosidad se redujo por cuarto trimestre consecutivo, hasta el 12,86%, desde el 14,65% del cierre de 2013, con lo que la tasa de mora está en el nivel más bajo desde el cierre de 2012. En relación con la captación del pasivo, la cuota de mercado en depósitos a plazo pasó del 9,52% de diciembre de 2013 al 10,21% de diciembre de 2014, mientras que en fondos de inversión la cuota mejoró del 4,74% al 4,98%.