El Gobierno corrige la tarifa plana de cotizaciones en contratos indefinidos

El Gobierno corrige la tarifa plana de cotizaciones en contratos indefinidos

El Gobierno ha aprovechado el debate sobre el Estado de la Nación para rectificar la medida estrella del debate del año anterior: la tarifa plana en cotizaciones a la Seguridad Social. Lo ha hecho de forma indirecta, presentada como una medida que consiste eximir de cotización los primeros 500 euros en los sueldos de los contratos indefinidos que, según apuntan en el Ministerio de Empleo, supongan incremento de plantilla.

La medida vieja, la tarifa plana de 100 euros para los nuevos empleos indefinidos que estará vigente hasta el 31 de marzo, convivirá durante un mes con la nueva, que se aprobará el viernes. Pero, pasado este tiempo, apunta Empleo, desaparecerá. Así se consolidará la rectificación de una medida, la vieja, muy criticada entre otras cosas, por regresiva. Es decir, el beneficio era mayor cuanto más ganaba el contratado, ya que daba igual que el salario fuera de 650 euros o de 3.600, el empresario pagaría 100 euros al mes por las cotizaciones durante dos años.

Un listado reflejará a los morosos que deban más de un millón a Hacienda

La nueva, en cambio, será progresiva. Al quedar exentos de cotizar los primeros 500 euros de sueldo (si el contrato es a tiempo parcial esta cantidad se reducirá proporcionalmente de acuerdo con la jornada), los sueldos más bajos salen más beneficiados. Apuntan en Empleo que, pese a que todavía faltan detalles por perfilar, la reducción se aplicará durante dos años.

Asimismo, para facilitar la conciliación de la vida personal, familiar y profesional, el Gobierno bonificará durante un año el 100% de la cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes a los trabajadores autónomos que necesiten reducir su jornada por cuidado de hijos menores de 7 años o a personas mayores en situación de dependencia reconocida. La bonificación va dirigida a los autónomos que contraten un trabajador que le permita el mantenimiento de la actividad.

Listado de morosos público

Rajoy también ha anunciado la reforma de la Ley General Tributaria para publicar a partir de finales de este año el listado de los morosos que deban más de un millón de euros a la Agencia Tributaria. Además, también se hará pública la lista de sentencias condenatorias de los defraudadores.

Aunque Rajoy no hizo referencia explícita, entre las medidas que pondrá en marcha el Gobierno se encuentra la cuestionada ley de tasas judiciales. Las personas físicas quedarán exentas en todos los órdenes e instancias. Fuentes del Ministerio de Justicia aseguraron que la medida no será efectiva hasta antes del verano.

Alivio para las deudas de empresas y hogares

Rajoy también ha confirmado que en abril se aprobará la nueva Ley Concursal —la que regula las suspensiones de pagos o quiebras— y la nueva ley de fomento del crédito para empresas y familias. "Las familias, como los autónomos y empresarios, han sufrido la crisis y lo que va a hacer este Gobierno es aprobar reformas para la segunda oportunidad", ha dicho el presidente.

Otra de los anuncios realizados tiene que ver con la ley de segunda oportunidad: la norma que ultima para permitir a los autónomos librarse de su deuda a los cinco años de ir a concurso en lugar de los 15 años como ocurre ahora, tal y como avanzó EL PAÍS. Además, los ciudadanos con deudas que no puedan pagarlas podrán utilizar la figura del “acuerdo extrajudicial de pagos”. Es decir, podrán acudir a un agente de intermediación para renegociar sus deudas: ampliar el plazo de devolución o reducir los intereses tal y como hacen las empresas en concurso de acreedores. "Es una reforma muy importante liberar a las familias de esta losa", ha señalado Rajoy.

Destacó también que habrá una reforma del Código de Buenas Prácticas Bancarias que incluirá una cláusula para que este colectivo vulnerable se pueda beneficiar de "una inaplicación definitiva de las cláusulas suelo".

Cheque para familias monoparentales

Por otra parte, el presidente también ha anunciado un nuevo cheque familiar para familias monoparentales formadas por un progenitor y por dos hijos. Unas 186.448 familias declaran en el IRPF estar en esta situación (familia monoparental: soltero, separado o divorciado, con dos hijos menores de 25 años). El coste para las arcas públicas en el caso de que todos estos contribuyentes pudieran beneficiarse de toda la ayuda ascendería a 224 millones. No obstante, el Ejecutivo calcula que como las condiciones familiares son dinámicas (hay nacimientos, separaciones, divorcios y otras uniones) estima que el coste rondaría los 180 millones de euros.

Además, en las próximas semanas se remitirán a las Cortes los proyectos de ley del Tercer Sector de Acción Social y del Voluntariado, además de un Plan Integral de Apoyo a la Familia y de un marco de actuación para personas mayores.

El jefe del Ejecutivo ha recordado que en la reforma fiscal se incorporaron "cheques familiares" para familias numerosas o con ascendientes o descendientes con discapacidad, ayudas que alcanzan los 1.200 euros anuales en cada caso. Ahora ese cheque se extenderá a las familias monoparentales formadas por un progenitor y dos hijos, de modo que el conjunto de beneficiarios por ese tipo de ayudas establecidas en la reforma fiscal superará el millón de personas.