Los precios prolongan su caída hasta el 1,3% en enero lastrados por el petróleo

Los precios prolongan su caída hasta el 1,3% en enero lastrados por el petróleo

El debilitamiento de los precios, empujados a la baja por el abaratamiento del petróleo y la devaluación interna, se confirma en los primeros compases del año. El Instituto Nacional de Estadística ha anunciado este viernes que el principal índice de precios, el IPC, descendió un 1,3% en enero respecto al mismo mes de 2014. Este dato, inferior en tres décimas al registrado en diciembre (-1%), supera en una décima el indicador adelantado (-1,4%).

España no afrontaba un periodo tan largo de caída de precios desde 2009, en plena recesión. Y, en términos intermensuales, no se registraba una caída tan brusca (-1,6%) desde junio de 1963, la mayor de la serie histórica. Ahora, en cambio, su contracción no va asociada a la depresión de la demanda interna, que trata de levantar cabeza tras cinco años consecutivos en caída libre, sino al abaratamiento de la principal fuente de energía primaria: el petróleo. Una vez descontada la incidencia de crudo y alimentos sobre el IPC, la tasa de inflación subyacente —el mejor índice para evitar la volatilidad— repuntó dos décimas en enero hasta el 0,2%.

Por partidas, los descensos interanuales fueron especialmente significativos en transporte (-7,7%), fundamentalmente por la caída en el precio de carburantes y lubricantes y ocio y cultura (-0,7%), con gran influencia de la caída de precio de los viajes organizados. Alimentos, bebidas no alcohólicas y vivienda cayeron un 0,4% y las comunicaciones (+4,7%) —por el menor descenso en el coste de la telefonía— y el resto de precio de bienes y servicios no contabilizados en ninguna de las categorías anteriores (+1,7%) siguen en terreno positivo.

Por comunidades autónomas, la bajada fue especialmente pronunciada en Castilla-La Mancha (-2%), Castilla y León (-1,8%), Cantabria (-1,7%) y Murcia y Aragón (ambas -1,6%). En el lado contrario, Melilla (-0,7%), Ceuta (-0,8%), Cataluña (-0,9%) y el País Vasco (-1%), lograron mantenerse en los aledaños de la evolución neutra de los precios.

Pese a la debilidad del dato de enero —siempre singular por la coincidencia del período de rebajas y la entrada en vigor de las nuevas tarifas de servicios básicos—, Funcas ha elevado en cinco décimas (-0,7% frente al 1,2% anterior) su previsión de crecimiento para el conjunto de 2015. La fundación de las extintas cajas de ahorros achaca esta revisión al alza a la “modesta recuperación” del precio del petróleo, que en las últimas semanas ha repuntado un 18%. Por su efecto retardado sobre el conjunto de la economía, para que este abaratamiento se transmita a los precios al consumo transcurrirán meses.