Suecia baja el tipo de interés al -0,10% y lanza un plan de compra de deuda

Suecia baja el tipo de interés al -0,10% y lanza un plan de compra de deuda

El Banco de Suecia (Riksbank) ha sorprendido este jueves a los mercados al rebajar en diez puntos básicos el tipo de interés de referencia de la corona, que se situará así en el -0,10% a partir del próximo 18 de febrero, y al aplicar un recorte del tipo de la facilidad de depósito, que bajará al -0,85% desde el -0,75%. La institución también ha anunciado este jueves que realizará compras de deuda soberana por importe de 10.000 millones de coronas suecas (unos 1.040 millones de euros) una suerte de QE, como los ya aprobados en Estados Unidos, en Japón y en la eurozona, pero a pequeña escala. Este paquete de medidas tiene como principal objetivo combatir la debilidad de los índices de precios.

El instituto emisor sueco se suma así a sus homólogos de Suiza y Dinamarca, cuyos tipos de interés ya están en tasas negativas, y responde al programa de flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés) lanzado por el BCE a mediados de enero. "Hay indicios de que la inflación subyacente ha tocado fondo, pero la situación en el exterior es ahora más incierta y esto incrementa el riesgo de que los precios no suban suficientemente rápido", ha indicado este jueves el Riksbank en un comunicado.

En este entorno el consejo del banco central sueco ha determinado la necesidad de una política monetaria más expansiva que apoye el repunte de la inflación, por lo que la institución ha indicado que el tipo de interés utilizado en sus operaciones de refinanciación continuará en el -0,10% hasta que la inflación se aproxime al 2%. "No será apropiado incrementar la tasa hasta la segunda mitad de 2016", añade el banco central sueco. La caída en el precio del petróleo (que se ha desplomado un 50% en los últimos meses de 2014) y las dudas sobre las perspectivas económicas de China han añadido presión a Estocolmo para tomar esta triple decisión.

El programa de compra de deuda del Riksbank se centrará en la adquisición de bonos soberanos con vencimientos comprendidos entre uno y cinco años por importe de 10.000 millones de coronas suecas. "Para garantizar que la inflación sube hacia el objetivo marcado, el Riksbank está preparado para adoptar una política monetaria más expansiva", señala en la nota. El banco central sueco no descarta actuar fuera de las fechas marcadas para sus reuniones de política monetaria si hubiese necesidad. Las autoridades monetarias suecas han dejado la puerta abierta al lanzamiento de un programa de préstamos a empresas a través de los bancos comerciales.

Pese al estancamiento de los precios —se espera que la inflación cierre el año en el 0,1%, muy por debajo del objetivo del 2% del banco central sueco—, la Comisión Europea prevé que la economía crezca al 2,3% en 2015 y al 2,6%, ampliamente por encima del 1,3% y 1,9%, respectivamente, pronosticado para el conjunto de la eurozona.