El presidente de la CNMC critica el elevado precio de la luz en España

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha advertido del alto precio de la luz en España, de los más caros de Europa, y de la elevada concentración de empresas en el mercado doméstico de electricidad. Durante la apertura de unas jornadas organizadas por el IESE, el presidente del regulador citó además la falta de sostenibilidad financiera, la escasa satisfacción de los usuarios, el gran número de reclamaciones y la elevada litigiosidad como otros de los principales problemas del sector eléctrico.

Junto a esto, lamentó el excesivo gasto en infraestructuras acometido en el pasado, al que consideró una de las principales causas del déficit de tarifa. Las elevadas inversiones se deben al "error común" de los distintos gobiernos al diseñar planificaciones a partir de previsiones de demanda que no se cumplen. "No conozco previsiones rigurosas de demanda para los próximos años, y sin ellas es muy difícil incentivar las inversiones", afirmó.

"En una situación de desequilibrio financiero constante, es imposible garantizar la estabilidad regulatoria", aseguró, antes de advertir de que "no se debe confundir la estabilidad regulatoria con normas inmutables". "A veces la política cambia, y hay que intentar que cambie a mejor", si bien siempre existe un "riesgo regulatorio", señaló.

Marín achaca el déficit de tarifa al excesivo gasto en infraestructuras acometido en el pasado

Durante su intervención, Marín Quemada reclamó además "un consenso político sobre las grandes líneas de política energética" y se mostró partidario de "menos normas y más concentradas", ya que "saber y seguir" todo el cuerpo legislativo actual "cuesta a todos".

También lamentó "la especie de velo" que se ha corrido en la tarifa acerca de costes como la moratoria nuclear o las primas a las renovables, que "no se han explicado bien". Al citar varias normas recientes, aludió al real decreto acerca de los derechos de cobro del almacenamiento subterráneo de Castor, tras lo que cabeceó y añadió: "en fin".

La CNMC, aseguró, está poniendo "énfasis en el empoderamiento del consumidor", al que debe considerarse "un motor de cambio" en el sector. "Un consumidor bien informado es esencial para que el mercado funcione", sostuvo. Sobre los esfuerzos del regulador por mejorar la transparencia, reconoció que la información que suministra la CNMC a través de su web es aún "bastante deficiente", si bien se comprometió a publicar "en 24 o 48 horas" todos los expedientes" a las empresas.

"Melancolía" por el petróleo español

Marín Quemada también destacó la caída de precios del petróleo al abrigo del incremento de producción de hidrocarburos no convencionales, y cómo, "en conversaciones con colegas americanos", se destaca el logro de "conseguir que la gasolina sea más barata que un café del Starbucks".

En el caso español, se preguntó si "se quiere o no saber" si hay hidrocarburos, y dijo percibir con "melancolía" el rechazo de varias comunidades autónomas a la exploración de recursos. "¿Qué ha pasado en el tema político para que haya esta interacción entre la actividad industrial y las decisiones políticas?", se preguntó.

Marín Quemada también ironizó con la petición de recusación planteada por Cepsa en el expediente sancionador abierto por la CNMC por el incumplimiento de una sanción de 2009. "En pocos días he pasado de ser un principiante, como se me decía ante los medios de comunicación, a ser un recusado", afirmó.