La investigación de la ‘lista Falciani’ destapa un fraude de 88.000 millones

Entre 2006 y 2007, el banco HSBC en Ginebra desplegó todo un sistema con ramificaciones en varios paraísos fiscales para facilitar la evasión de impuestos de más de 100.000 clientes, entre los que se encontrarían numerosas personalidades internacionales y españolas. Es lo que concluye la investigación sobre los datos de la llamada lista Falciani de un grupo de periodistas de 42 países, entre ellos reporteros de medios como Le Monde o The Guardian,pertenecientes al ICIJ (Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación).

Los cantantes David Bowie y Tina Turner, el rey de Marruecos Mohamed VI, el motociclista Valentino Rossi, los pilotos Michael Schumacher o Fernando Alonso, la modelo Elle Mac Pherson, el actor John Malkovich, el futbolista Diego Forlán, el diseñador Valentino o el empresario Fabio Briatore estarían, según esa información, entre los clientes a los que el HSBC ayudó a ocultar cientos de millones de euros. También figuran en la lista el fotógrafo Helmut Newton, el rey de Jordania Abdalá II, el actor Christian Slater, el tenista Marat Safin o el deportista Heikki Kovalainen.

En ella también aparece el nombre del fallecido Emilio Botín, presidente del Santander, que se habría valido de sociedades en Panamá e Islas Vírgenes del HSBC para, a través de testaferros, ocultar los 2.000 millones de su fortuna que se vio obligado a regularizar con el pago de 211 millones en impuestos en España, según publicaba ayer El Confidencial, que dice ser parte del consorcio de investigación. Esa regularización que, provocó la apertura de un procedimiento en Audiencia Nacional, terminó con el archivo del caso en mayo de 2012.

En la lista de clientes con cuentas opacas que Hervé Falciani, entonces empleado del banco británico en Ginebra, grabó en un CD y entregó a la Hacienda francesa en 2009, figuran hasta 100.000 nombres. Un total de 11.235 tienen domicilio en Suiza. El listado cuenta con 9.187 franceses, 8.844 británicos, 8.667 brasileños y 7.499 italianos. España, que ocupa el puesto número 12 en la lista, tiene 2.694 clientes.

“El equipo de periodistas destierra el secreto de cuentas mantenidas por criminales, traficantes, políticos y celebridades”, anunciaba la página web donde el ICIJ colgó a última hora de la tarde de ayer la información. El HSBC habría favorecido a traficantes de armas, hombres de bolsa y dictadores que guardaban en Suiza más de 100.000 millones de dólares (88.378 millones de euros). “Estas revelaciones arrojar luz sobre la relación entre la delincuencia internacional y amplían lo que se conoce como el comportamiento potencialmente ilegal o poco ético en los últimos años en HSBC, uno de los bancos más grandes del mundo”.

Los registros filtrados muestran algunos clientes haciendo viajes a Ginebra para retirar grandes fajos de dinero. “Los archivos documentan también grandes sumas de dinero controlado por traficantes de diamantes que se sabe que han operado en zonas de guerra”, asegura la información. El español Fernando Alonso habría llegado a tener en su saldo en Suiza de 42 millones de euros. El automovilista asegura que no ha cometido ninguna irregularidad porque ese país fue su lugar de residencia hasta 2011.

El 21 de abril de 2013 EL PAÍS, publicó los nombres de los españoles más conocidos de la lista Falciani. Entre ellos estaba el médico Eufemiano Fuentes, uno de los principales imputados en la “Operación Puerto”. Fuentes ingresaba presuntamente en la empresa Codes Holding Limited las cuotas del tratamiento de dopaje de sus clientes. También figuraban abogados, empresarios y apoderados de Madrid, Barcelona, Las Palmas y Málaga. La Hacienda española se valió de la lista para forzar regularizaciones con las que consiguió recaudar 261 millones. Bélgica y Francia tienen procedimientos abiertos contra defraudadores.