Los hogares pagan 12 euros más de media por la luz que hace un año

Los hogares pagan 12 euros más de media por la luz que hace un año

Facua-Consumidores en Acción calcula que el recibo de la luz ha subido en enero un 3,9% con respecto a diciembre y un 17,7% con respecto al mismo mes del año anterior. Según sus cálculos, esto significa que el consumidor común ha pasado de pagar una tarifa media de 67,62 euros en enero de 2014 a 79,62 euros un año después, 12 euros más. En este periodo, el kilovatio hora (kWh) de energía ha subido un 17,7%, mientras que el kilovatio (kW) de potencia contratada lo ha hecho un 17,9%.

Pese a ello, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha quitado hierro a la subida de enero al comentar que el precio de la electricidad "subirá unos meses y bajará otros", y ha pedido "esperar" a finales de año para hacer un balance global. Según ha añadido, el repunte en este arranque de 2015 se ha debido a las condiciones meteorológicas, que han hecho que entraran menos en juego la eólica y la hidráulica. El Gobierno ha congelado la parte regulada (los peajes) para este 2015, lo que hace que las oscilaciones en la factura dependan de las variaciones en el coste del kilovatio.

Además, Soria ha recordado que el precio de la electricidad disminuyó tanto en 2013 como en 2014, por lo que ha defendido que "solo al concluir el año podremos decir si ha disminuido o no", al margen de las oscilaciones a la baja o al alza que se vayan dando. Según sus cifras, durante el pasado año el recibo bajó un 4,9% de media.

En enero de 2013, el precio de la luz registró un fuerte descenso tras la imposición de un cambio de modelo tras lo que se conoció como el tarifazo de la luz. Entonces, el Gobierno suspendió la subasta que servía para fijar el precio del kilovatio tras arrojar una subida del 11%, alza que calificó de "manipulación", aunque tras una investigación no llegó a identificar a los culpables.

Facua considera que el Gobierno debe acometer una "intervención contundente" en el sector eléctrico para que las tarifas se establezcan "sobre la base de los costes reales de la generación energética y los usuarios dejen de ser víctimas de prácticas oligopolísticas".

Junto a esto, pide "una auditoría histórica del déficit de tarifa y un cambio legal para prohibir la puerta giratoria mediante la que las eléctricas fichan a expresidentes, exministros y otros altos cargos gubernamentales y los gobiernos incorporan como altos cargos a exconsejeros de estas compañías".

También pide al Gobierno que acabe con el "oscuro sistema tarifario" en marcha desde el año pasado y recuerda que la Justicia europea ha fallado en contra de la falta de información previa acerca de los precios de la electricidad y el gas. "Los consumidores españoles podrían impugnar las tarifas de los últimos años", advierte.