S&P rebaja la deuda de Rusia al nivel de “bono basura”

S&P rebaja la deuda de Rusia al nivel de “bono basura”

La agencia de calificación Standard&Poor´s ha rebajado la nota de la deuda de Rusia hasta colocarla al nivel del bono basura, la nota más baja recibida por Rusia en la última década.

S&P recortó la calificación de Rusia un escalón hasta situarla en BB+, con perspectivas negativas, según un informe difundido este lunes por la agencia.

La agencia de calificación Moody's bajó hoy la categoría a la deuda pública de Rusia a Baa3, solo un escalón por encima del bono basura, a causa del descenso en los precios del petróleo y la devaluación del rublo.

El mayor exportador de energía del mundo está al borde de una recesión después de que los precios del petróleo hayan retrocedido a su menor nivel desde 2009. Además, los EE UU y sus aliados impusieron sanciones contra Rusia por las acciones del presidente Vladimir Putin en Ucrania. Las sanciones han bloqueado las operaciones de deuda de empresas rusas en los mercados internacionales y han frenado el apetito de los inversores por el rublo, las acciones y los bonos de de compañías rusas.

Tras publicarse la calificación de bono basura sobre la deuda rusa, el rublo ha comenzado a depreciarse. Ha llegado a caer más de un 5% en su cotización respecto al dólar y se acerca a los mínimos registrados durante el pasado mes de noviembre. 

La agencia S&P considera que "la flexibilidad de la política monetaria de la Federación de Rusia se ha debilitado, al igual que sus perspectivas de crecimiento económico". Y añade: "Creemos que el sistema financiero de Rusia se está debilitando y, por tanto, empiezan a surgir limitaciones en la capacidad del Banco Central de Rusia (CBR) para traccionar la política monetaria.

S&P sostiene que el Banco Central de Rusia "se enfrenta a decisiones de política monetaria cada vez más difíciles a la vez que trata de sostener un crecimiento del PIB". La nota difundida por la agencia concluye que "estos retos son el resultado de los efectos inflacionarios de la depreciación del tipo de cambio y las sanciones de Occidente, así como las contra-sanciones impuestas por Rusia". La agencia calcula que "el crecimiento del PIB real de Rusia será inferior al promedio de las economías comparables en nivel de renta per cápita durante el periodo 2015-2018."

La rebaja de la calificación de S&P se suma a la difundida ayer por Moody's, que la pasada medianoche bajó hoy la categoría a la deuda pública de Rusia a Baa3, solo un escalón por encima del bono basura, a causa del descenso en los precios del petróleo y la devaluación del rublo.

Moody´s que ya bajó en octubre de 2014 esta misma calificación a Baa2, prevé en el futuro nuevas bajadas para Rusia, al señalar "el riesgo de futuras caídas en el precio del petróleo", que ha caído a la mitad desde junio, y la fragilidad de la hoja de balance del gobierno ruso.

"La severa, y muy probablemente sostenida, caída del precio del petróleo, así como el acceso restringido de los inversores a los mercados internacionales debido a las sanciones impuestas, están minando los pilares de la economía rusa y acelerando el estrés financiero de los sectores público y privado", aseguró Moody's en un comunicado.

La deuda pública rusa queda así en la misma categoría que India o Turquía y la agencia de calificación recomienda al país revisar la política del banco central y la política fiscal para sortear sus problemas con el crudo y las divisas, pues el rublo se ha devaluado un 47 % en el último semestre.

En la parte positiva, señaló que prevé que el producto interior bruto del país irá reduciendo su descenso del 5,5 % en 2015 al 3 % en 2016 y considera que llegará a ser del 0 % en 2018.