Sacyr logra un pacto con la banca para refinanciar la deuda asociada a Repsol

El grupo Sacyr ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que su filial Sacyr Vallehermoso Participaciones Mobiliarias (SVPM) ha suscrito un acuerdo para la refinanciación de la deuda asociada a su participación en Repsol por un plazo de tres años.

Las entidades financieras con las que ha firmado representan el 79,92% del pasivo financiero de SVPM y el 80,06% del sindicato mediante la renovación de los correspondientes contratos de financiación. Según el comunicado, Sacyr trabaja ahora para lograr la adhesión del resto.

De esta forma, Sacyr, cuya deuda asciende a 2.276 millones de euros asociada a la compra de acciones de Repsol en 2006, logra que las entidades cierren un nuevo préstamo sin necesidad de que tenga que reducir su participación en la petrolera, que ahora se sitúa en torno al 9% tras haber cobrado el dividendo en efectivo y haber diluido su participación. Los otros accionistas principales son La Caixa (11,69%) y el fondo de Singapur Temasek (6,03%).

Para desatascar el pacto, el grupo constructor consiguió el imprescindible apoyo del Banco Santander, coordinador global y pieza clave para agrupar a la mayor parte de la treintena de acreedores. El plazo que tenía Sacyr expiraba el 31 de enero.

Según fuentes del mercado, la compañía que preside Manuel Manrique dividirá el nuevo crédito en dos partes y ligará una de ellas a la evolución de la cotización de Repsol y los bancos incrementarán en 100 puntos básicos los tipos de interés a cobrar a partir de un determinado precio de la acción de Repsol, que se revisará, previsiblemente, de forma anual y que se espera que esté por debajo del euríbor a tres meses más 450 puntos básicos.