Hutchison sopesa lanzar una oferta por la filial de Telefónica O2

Hutchison sopesa lanzar una oferta
por la filial de Telefónica O2

Hutchison, el conglomerado controlado por el multimillonario de Hong Kong Li Ka-shing, y Telefónica han comenzado negociaciones por O2, la filial en Reino Unido de la compañía española de telecomunicaciones, según informó ayer el periódico dominical The Sunday Times. Para convencer a la firma dirigida por César Alierta de que le venda O2, la segunda compañía de telefonía móvil más grande de la isla, la compañía asiática sopesa presentar una oferta de 9.000 millones de libras (11.800 millones de euros), siempre según el rotativo británico, que no identifica sus fuentes.

Esta oferta, de concretarse, estaría por debajo del montante que se manejaba en diciembre. Entonces Telefónica estuvo a punto de alcanzar un acuerdo con British Telecom (BT) para venderle O2 por unos 11.300 millones de euros más un 20% de la compañía británica (valorada en más de 43.000 millones de euros al cierre de la sesión del viernes). Al final, la operación no fraguó porque BT se decidió por otra compañía de móviles, Everything Everywhere (EE), propiedad hasta entonces de Orange y de Deutsche Telekom, para poder lanzar al mercado productos combinados de telefonía móvil y servicios de banda ancha.

En las conversaciones, Telefónica, que ha declinado hacer comentarios sobre la información, contaría con el asesoramiento del banco de inversión suizo UBS. Por su parte, el asesor de la firma asiática sería Moelis & Co. Además de la española, el resto de firmas implicadas también ha declinado hacer comentarios.

Acuerdo en Irlanda

De lograrse finalmente un acuerdo entre Hutchison y Telefónica, este no sería el primero. Hace año y medio la empresa española ya le vendió su filial irlandesa, también llamada O2, por 850 millones. Hutchison, propietario de Three, el cuarto operador móvil de Reino Unido, está tratando de consolidar su posición en ese mercado. Para esto ya trató de desempeñar un papel en los movimientos habidos en la citada operación del pasado mes de diciembre, según informó entonces la agencia Reuters.

O2, que ahora tiene 22 millones de clientes en Reino Unido, era la filial de móviles de BT que Telefónica compró a comienzos de 2006 y que estaba presente, principalmente, en los mercados de Irlanda, Reino Unido y Alemania.