El Santander reduce su estructura y consolida su reorganización

El consejo de administración de Banco Santander ha aprobado este viernes reducir la estructura de su organización eliminando cuatro divisiones corporativas, que pasan de 15 a 11. Además, el vicepresidente del consejo, Rodrigo Echenique, quien ya fuera consejero delegado, pasa a ocupar funciones ejecutivas encargándose de la función de cumplimiento.

"Los cambios aprobados complementan la reestructuración puesta en marcha en septiembre con el cambio en la Presidencia", ha explicado el consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, en un comunicado.

Otro cambio reseñable es la nueva función que va a desempeñar José Manuel Campa. El antiguo secretario de Estado de Economía con José Luis Rodríguez Zapatero ha sido hasta el momento hasta ahora el responsable del área de relaciones con los inversores. A partir de ahora se encargará de las relaciones de la entidad española con el Banco Central Europeo. 

El director general del banco y hasta la fecha director de la División de Tecnología y Operaciones, José María Fuster, asume la función corporativa de Innovación, reportando directamente a la presidenta de la entidad, Ana Botín. En su lugar, Andreu Plaza ha sido nombrado director general del banco y responsable de la División de Tecnología y Operaciones.

Con esta nueva estructura, Santander separa la función de definición de la estrategia digital (Innovación) de su posterior aplicación al banco, con la implantación, ejecución y desarrollo de la misma (División de Tecnología y Operaciones).