Bruselas exige la retirada de las tasas autonómicas a grandes superficies

Retirada de la tasa autonómica sobre grandes superficies o investigación por ayudas de Estado. Seis comunidades autónomas (Aragón, Asturias, Canarias, Cataluña, La Rioja y Navarra) se enfrentan desde este miércoles a la apertura de una expediente si no eliminan en los próximos meses las tasas medioambientales con las que gravan al gran comercio y que, según Bruselas, discriminan a los grandes del sector frente al resto de comercios, a los que otorgan una "ventaja selectiva". El impuesto, grava el número de metros cuadrados de los establecimientos y oscila entre los 2,4 euros de El Hierro (Canarias) y los 17 euros de Asturias, Cataluña y La Rioja. Fue denunciado al Ejecutivo comunitario por la patronal de las grandes superficies (Anged).

En una carta que remitida por el director general de Ayudas de Estado de la Comisión Europea y a la que ha tenido acceso Ep, Bruselas pide "encarecidamente" la eliminación de la tasa para que "deje de plantear problemas" de ayudas estatales. "Nos planteamos considerar la exención concedida a los pequeños comercios minoristas ayuda de Estado incompatible", avisa el brazo ejecutivo de la UE en la misiva. De no llegar a un acuerdo en los próximos meses, la denuncia acabaría en una condena a España a recuperar la totalidad ayuda ilegal concedida. Para ello el Estado podría incluso verse obligado a repercutir dicha tasa a los pequeños establecimientos, con el consecuente impacto sobre la base del tejido comercial español.

"Entendemos que el mayor interés del denunciante es que se cambie este impuesto; si se resuelve y se retira la queja, la Comisión no tendría que investigar más", explica un portavoz del departamento de Competencia, encargado de lidiar con todo lo relacionado con ayudas de Estado. "No hay datos ni estudios que demuestren que los pequeños comercios o las tiendas especializadas tengan un impacto menor sobre el medioambiente", añade. El Ejecutivo comunitario considera haber establecido un "diálogo constructivo" entre Bruselas y las autoridades españolas que continuará en las próximas semanas. La Comisión no ha fijado plazos para la retirada del impuesto.