Los extranjeros ya tienen casi la mitad de la deuda pública en circulación

Los extranjeros ya tienen casi la mitad de la deuda pública en circulación

Prácticamente uno de cada dos euros de deuda emitida por el Tesoro Público se lo debe España a inversores extranjeros. El 49,44% de pasivo en circulación está en manos de inversores internacionales, un peso que no alcanzaba desde 2011, según los datos de noviembre, hechos públicos ayer. Buena parte del dinero foráneo huyó de España en lo más duro de la crisis de deuda soberana, en 2012, para regresar gradualmente desde 2013.

La cartera registrada de bonos, letras y obligaciones de los no residentes acabó noviembre en 358.101 millones de euros, el mayor paquete de la historia, que supone ese 49,44%. El apetito por el bono español se ha traducido en una menor exigencia de intereses por parte de los inversores a la hora de pujar por la deuda en las subastas, por eso la financiación de España se ha abaratado a mínimo del euro.

En euros contantes y sonantes, la inversión foránea en títulos españoles ya se había recuperado y alcanzado un récord hace un año, en tanto que el total de deuda pública española no dejaba de crecer. Pero en términos relativos, el porcentaje de pasivo en poder de extranjeros no se había acercado aún a los máximos de 2011 (cuando controlaban el 50,4% del total) o 2010 (cuando su peso era del 54,8%).

La banca española, en cambio, ha reducido cartera hasta los 186.340 millones, la menor cantidad en al menos dos años, que supone el 25% del total. El temor a que el examen europeo a la banca hecho público en octubre lo acabase penalizando ha llevado a muchas entidades a replegarse.