Morgan Stanley despide a un empleado que robó datos de 350.000 clientes

Morgan Stanley despide a un empleado que robó datos de 350.000 clientes

Morgan Stanley anunció este lunes el despido de un empleado, tras acusarle de apropiarse de forma indebida de datos financieros y personales de 350.000 clientes a los que la firma le gestiona su patrimonio. La entidad neoyorquina no tiene evidencias de que esa información haya generado algún tipo de pérdida económica, pero el anuncio hizo caer más de un 3% sus acciones en Wall Street en la sesión de este lunes. 

El robo de datos afecta al 10% de los clientes de esa división de negocio de Morgan Stanley, que es el segundo mayor gestor de patrimonio de EE UU. El banco no da detalles sobre el caso, pero si confirma que los nombres, números de cuentas, teléfonos y valor de las transacciones de 900 clientes fueron publicados brevemente en Internet. No consta que se apropiara de las claves de acceso.

Morgan Stanley gestiona activos por valor de 814.500 millones de dólares (684.500 millones de euros). El incidente se descubrió el 27 de diciembre, haciendo un rastreo de portales sospechosos, y en 24 horas identificó el origen de la fugas de datos. El sexto banco de Wall Street está colaborando ahora con las autoridades en EE UU. Se cree que el empleado tenía la intención de vender la información.

“Es complicado prevenir el daño que causan los que están dispuestos a robar”, comentó en una nota interna Gregory Fleming, responsable del negocio de gestión de patrimonio de Morgan Stanley, en la que deja claro que “el 90% de los clientes” de la firma no están afectados por este incidente. El banco no identifica al autor del robo y tampoco consta que se haya producido arresto alguno.