La inflación alemana cae al 0,2%, la más baja desde 2009

La tasa de inflación interanual de Alemania se situó el pasado mes de diciembre en el 0,2%, cuatro décimas por debajo de la tasa del mes anterior, lo que supone el nivel más bajo del indicador de precios desde octubre de 2009, según los datos publicados por la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

En concreto, el precio de la energía registró un descenso interanual del 6,6%, frente a la caída del 2,5% de noviembre, mientras que los alimentos se abarataron un 1,2%, después de haberse mantenido estables un mes antes. En términos mensuales, los precios no experimentaron variación alguna en Alemania. De este modo, al cierre de 2014, la tasa de inflación media de Alemania fue del 0,9% en comparación con 2013.

Por su parte, el dato de inflación armonizada, empleado por Eurostat en sus estadísticas, experimentó en diciembre un alza del 0,1% interanual, idéntico porcentaje al alza de los precios prevista en términos mensuales. De esta manera, la tasa de inflación armonizada de Alemania para 2014 alcanzó una media del 0,8% en comparación con 2013.

El empleo sube un 0,9% sobre 2013

Al tiempo que los precios bajan, el empleo sube. El mercado laboral alemán ha demostrado su fortaleza al concluir el año con un nuevo récord de empleo por octavo año consecutivo. En 2014 Alemania registró la cifra de 42,59 millones de personas ocupadas, 372.000 trabajadores más, lo que supone un 0,9% más que en 2013, según la Oficina Federal de Estadística (Destatis). De este modo, Alemania, que ha logrado mejorar sus cifras de ocupación y paro en todos y cada uno de los años de crisis, acelera incluso las cifras de ocupación de 2013.

Según los datos estimados por Destatis, la tasa de paro de Alemania cerró 2014 en el 4,7% desde el 4,9%. “Esto demuestra que Alemania todavía sigue viéndose afectada en menor medida por el desempleo que los demás Estados miembros de la UE”, admite Destatis. En este sentido, según la oficina estadística la cifra de desempleados en Alemania al cierre de 2014 se situó en 2,10 millones, lo que representa un descenso anual de 77.000 personas, un 3,5% menos que en 2013. De este modo, Alemania logró acelerar en 2014 la reducción del desempleo observada un año antes, cuando el paro bajó en 42.000 personas.