El FMI suspende el rescate a Grecia hasta que haya nuevo Gobierno

El FMI suspende el rescate a Grecia hasta que haya nuevo Gobierno

La convocatoria de elecciones anticipadas en Grecia ha tensado este lunes los nervios en los mercados europeos por las incertidumbres sobre el futuro político del país y del rescate. El adelanto de la cita con las urnas abre la puerta a una victoria del izquierdista Syriza, el partido favorito en las encuestas pero temido por los inversores por su promesa de renegociar el programa de ayuda. La situación, por estos motivos, amenaza con reavivar una crisis del euro que, cuatro años después, sigue sin estar finiquitada. Además, para aumentar las dudas de los mercados, el FMI ha anunciado que suspende el rescate hasta que haya nuevo Gobierno. La decisión, aunque de momento no afecta a la capacidad de pago de Atenas, deja en el aire lo que sucederá con la ayuda cuando concluya la actual prórroga que garantiza la liquidez del Estado griego hasta marzo.

Entre los mercados más damnificados, la propia Bolsa griega ha llegado a ceder un 11% tras confirmarse el resultado de la tercera y última votación en el Parlamento. Sin embargo, luego ha moderado el correctivo por debajo del 5%. En cualquier caso, se deja un tercio de su valor en 2014.

En las divisas, el euro ha rozado su nivel más bajo de los dos últimos años sobre los 1,21 dólares, aunque luego ha conseguido remontar a medida que avanzaba la sesión. Y en España, el selectivo Ibex 35 ha llegado a retroceder un 2,4% en el momento en el que se conocía el resultado de la votación. No obstante, tras este mínimo intradía ha moderado los números rojos en torno al 2%. El resto de los mercados europeos también ha registrado pérdidas a media sesión con Milán y su caída del 2,3% al frente de todos ellos. París, por su parte, ha cedido un 0,6% y Fráncfort, un 0,8%, en tanto que Londres ha logrado ligeras subidas.

En la deuda también ha habido tensión durante la jornada. En el caso de los títulos de Grecia, la rentabilidad exigida a los bonos a tres años, los primeros que puso en el mercado tras el rescate, han tocado su nivel más alto desde julio, cuando se colocaron entre los inversores. Su interés ha llegado al 11,5%.

El candidato propuesto por el Gobierno griego del conservador Antonis Samaras, el excomisario europeo Stavros Dimas, ha recabado 168 votos a favor, lejos de los 180 necesarios. La de este lunes ha sido la tercera y última votación y el resultado ha sido el mismo que en la anterior, celebrada la semana pasada, pese a los esfuerzos del Ejecutivo por convencer a algunos parlamentarios independientes de respaldar a Dimas. Los comicios tendrán lugar el 25 de enero.

"Esto es una mala noticia para Grecia y el resto de la eurozona, habrá que estar pendientes de ver como evoluciona la campaña y las encuestas en las próximas semanas", ha resumido Raimund Saxinger, de GmbH. Luca Cazzulani, estratega de Unicredit, ha añadido en declaraciones a Bloomberg que será un foco de incertidumbre durante un tiempo.

Los mercados ven con sumo escepticismo la decisión de convocar elecciones anticipadas, habida cuenta de que el Syriza ha anunciado que no aceptará ningún acuerdo del Gobierno saliente con la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional). Precisamente, desde el FMI, uno de sus portavoces ha anunciado que se suspende la renovación de la ayuda a Grecia hasta que no haya nuevo Gobierno. El FMI tiene un programa de ayuda para Grecia de cuatro años que concluye en 2016 por unos 29.000 millones dentro del gran rescate, que asciende a 130.000 millones. La decisión del Fondo, sin embargo, no tendrá impacto en la capacidad de pago de Atenas después de que la eurozona autorizase prórrogar hasta finales de febrero el programa que expiraba ahora en diciembre.

Estaba previsto que la troika regresase a Grecia a mediados de enero para continuar con la evaluación del programa de reformas. De momento, el Gobierno alemán ya ha advertido por boca de su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, de que deben seguir adelante. Según ha admitido el ministro de Finanzas griego, Gikas Jardúvelis, los posibles problemas de liquidez no llegarían hasta marzo. A este respecto, el país necesita para el próximo año los 1.800 millones del siguiente tramo del rescate.

La suspensión de la visita de la troika llega en un momento en el que las relaciones entre los acreedores y el Gobierno de Atenas no atravesaban su mejor momento. El FMI, el BCE y la Comisión pidieron hace semanas más esfuerzos a Samarás, que se negó a aplicar las últimas medidas solicitadas (subida del IVA de los medicamentos y un nuevo recorte de las pensiones).

Para el resto de inversores, lo sucedido en Atenas amenaza con amargar el final de año tras un ejercicio que, salvo hecatombe, prevén acabar en cualquier caso en verde. Para las dos jornadas que quedan no hay apenas referencias y hay que recordar que el día 31 los mercados abren solo media sesión. En el caso del Ibex, el selectivo ha ganado un 4,1% en todo 2014 a falta de estas dos jornadas.