Las comunidades tienen vencimientos de deuda por 36.000 millones en 2015

Las comunidades autónomas tendrán que pagar a las entidades financieras 35.904,05 millones de euros a las entidades financieras por los vencimientos de la deuda pública previstos para 2015, según cálculos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. El endeudamiento regional se ha convertido en un lastre tan pesado que afecta a la ejecución de los presupuestos. Las Administraciones autonómicas deben en total a bancos y fondos de inversión más de 232.000 millones de euros, el equivalente al 22% del PIB de España.

El problema de la ciclópea deuda regional no es solo la carga que representan los intereses que supone, un buen bocado de las cuentas públicas —cerca de 9.000 millones de euros al año entre todos los territorios—, sino los vencimientos de deuda que merman la tesorería y dejan a estas Administraciones sin recursos suficientes con los que afrontar otros gastos.

Cataluña es la comunidad autónoma que más pagos por deuda tiene que afrontar a lo largo de 2015, unos 7.676 millones de euros. Le sigue la Comunidad Valenciana, con compromisos financieros por 6.340 millones. Estos dos territorios son los que más pasivo tienen acumulado y las que más sufren por sus problemas de liquidez.

Madrid, por el contrario, ostenta la menor carga financiera de todas las comunidades: solo un 13,3% del PIB, frente al 22% de media del conjunto de las administraciones regionales. Sin embargo, la Comunidad gobernada por Ignacio González (PP) tendrá que afrontar pagos a los bancos e inversores por 5.474 millones de euros. Esto se debe a que la deuda de Madrid tiene unos vencimientos a menor plazo que los de otras autonomías, porque así consiguió tipos de intereses más baratos cuando los mercados exigían unas condiciones leoninas.

Hasta hace un par de años la mayoría de los Gobiernos regionales iban refinanciando los préstamos y las emisiones de bonos y letras como podían. Asumían condiciones cada vez más exigentes de los mercados. Desde 2012, también contaban con la ventanilla que les abrió el Estado para ofrecerles liquidez en unas condiciones ventajosas: el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) les garantizaba dinero a cambio de planes de ajustes presupuestarios y cierto control sobre su tesorería.

Pero no todas las comunidades recurrieron a esta muleta estatal. Madrid, Castilla y León, Galicia, País Vasco, Navarra, Aragón y La Rioja rechazaron la ayuda porque consideraron que suponía un perjuicio para su reputación financiera. Estas autonomías prefirieron financiarse en los mercados tratando de conseguir condiciones mejores que las que ofrecía el FLA, lo que era sumamente difícil porque el fondo estatal se nutría de los fondos que captaba el Tesoro Público a intereses muy favorables.

El pasado viernes el Gobierno aprobó nuevas medidas de liquidez por la que les ofrecerá créditos gratis, al 0% de interés, durante 2015. Así da margen a las autonomías para refinanciar los créditos sin ningún coste adicional. Esta medida, ideada por Hacienda, liberará presión de la tesorería de las comunidades, ya que les ahorrará unos 5.811 millones en gastos financieros.

No obstante, no todos los territorios están de acuerdo con las nuevas ayudas. El consejero de Hacienda de Madrid, Enrique Ossorio, acusó ayer a Hacienda de haberse "inventado" los ahorros que atribuye a Madrid. Porque, según dijo, "el ahorro es cero".

Los Nuevos fondos estatales

- El Ejecutivo ha aprobado tres nuevos fondos para mejorar la tesorería regional.

- El nuevo FLA. Para las comunidades que se acogieron al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) en 2012, 2013 y 2014, el Estado les financia los vencimientos al 0% de intereses en 2015.

- La Facilidad Financiera. Las que se negaron a sumarse al FLA contarán con una financiación gratuita del Estado, al 0%, para sus vencimientos hasta 2017.

- El Fondo Social. Financiará los convenios regionales con Ayuntamientos.