El regulador brasileño da el visto a la compra de GVT por Telefónica

El regulador brasileño da el visto a la compra de GVT por Telefónica

El regulador brasileño, Anatel, aprobó en la reunión del consejo celebrada este lunes la adquisición por parte de Telefónica, a través de su filial Vivo de la operadora GVT, controlada por Vivendi. La decisión adoptada por Anatel es un requisito necesario para el cierre de la citada operación que dará lugar al primer operador de telecomunicaciones del mercado de Brasil.

Telefónica y Vivendi firmaron el pasado 19 de septiembre el acuerdo definitivo para la venta de Global Village Telecom, GVT, a Telefónica. Ambas compañías habían estado negociando en exclusiva desde el pasado 29 de agosto esta operación que incluye el pago en efectivo por parte de Telefónica de 4.663 millones de euros más el 12% del capital social de Telefónica Brasil tras su integración con GVT.

Vivendi aceptó, además, la oferta de Telefónica para adquirir 1.110 millones de acciones ordinarias de la participación que Telefónica tiene en Telecom Italia y que representan actualmente una participación del 8,3% del capital con derecho a voto de la compañía italiana (equivalente a un 5,7% de su capital social) a cambio de un 4,5% del capital que recibirá Vivendi en la sociedad resultante de la integración de Telefónica Brasil y GVT.

Está previsto que el pago en efectivo de la operación se financie a través de una ampliación de capital en Telefónica Brasil en la que participará Telefónica S.A. mediante otra ampliación destinada a cubrir el desembolso por la parte proporcional correspondiente a su participación del 74% en su filial brasileña.

Telefónica ha recibido con satisfacción la aprobación de la operación que “supondrá el nacimiento de un nuevo competidor nacional de entidad”, que permitirá la creación de las condiciones para la expansión de la oferta de banda ancha.