El Santander se libra de pagar por la venta fallida del Banco de Venezuela

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que absolvía al Banco Santander de pagar 150 millones de dólares (121,9 millones de euros) por la venta fallida de Banco de Venezuela.

El Alto Tribunal ha rechazado así el recurso de casación interpuesto por el comprador Banco Occidental de Descuento, Banco Universal, contra la sentencia de la Audiencia madrileña, dictada en octubre de 2012, en la que se liberaba al banco que preside Ana Botín del pago del depósito de 150 millones de dólares recibido en concepto de señal por la venta del Banco de Venezuela.

La Sala de lo Civil afirma que el cambio normativo que se produjo y la falta de autorización del gobierno venezolano a la venta "no puede contemplarse como un supuesto de imposibilidad legal sobrevenida de cumplimiento de lo pactado y que no debe dejarse sin efecto lo acordado por las partes sobre la aplicación del importe de 'escrow' (fianza)".

La resolución recuerda que el comprador asume los riesgos de autorizaciones y actuaciones de entes gubernamentales, ya que ambas partes eran conscientes de que existían riesgos y la suscripción del contrato de fianza confirma su existencia, siendo asumidos por el comprador.

"El importe del depósito como arras penitenciales otorga plena consolidación y justificación al derecho del Banco de Santander a la propiedad de la cantidad entregada", señala la sentencia.

El juzgado de primera instancia estimó la demanda formulada por el Banco Occidental de Descuento, Banco Universal, contra el Banco Santander y declaró resuelto el contrato de fianza suscrito por las partes el 16 de junio por imposibilidad legal sobrevenida, condenando a Banco de Santander a pagar al Banco Universal 150 millones de dólares más los intereses legales desde el 2 de julio de 2008 hasta la fecha del pago.