El rublo frena su caída en medio de una gran volatilidad en los mercados

El Ministerio de Finanzas de Rusia ha sacado la artillería para evitar más jornadas desastrosas como la de ayer y ha anunciado que comenzará a vender sus remanentes de divisas para respaldar la moneda nacional. El rublo, tras depreciarse con fuerza el lunes y el martes, y comenzar la jornada del miércoles apuntando hacia otra jornada en rojo, ha logrado al menos frenar el desplome. La divisa, que ha llegado a tocar el verde durante cerca de una hora, sufre bajadas a media mañana, aunque débiles en comparación con días pasados.

"El Ministerio de Finanzas de la Federación de Rusia considera que el rublo está extremadamente infravalorado y comienza a vender sus remanentes de divisas en el mercado", se afirma en un comunicado. Nada más anunciarse la medida, el rublo comenzó a recuperar posiciones. "El rublo se encuentra extremadamente infravalorado", indicó el servicio de prensa del Gobierno, sin detallar el volumen o el tipo de activos que estaba vendiendo, según señala la agencia de noticias rusa Interfax.

Los mercados europeos han iniciado la jornada en rojo. El Ibex 35 ha comenzado la sesión con una caída del 1,24%, lo que le llevaba a perder los 10.000 puntos y a cotizar en los 9.956,8 enteros. Los selectivos de Londres, París, Milán y Fráncfort también han comenzado con bajadas, todos de cerca del 1%.

Intervenciones en los mercados

La divisa rusa ha llegado esta mañana a tocar el verde durante una hora, cerca de las nueve de la mañana, cuando para comprar un dólar eran necesarios 63 rublos, frente a los 67,9 rublos de la noche del martes. La subida, que se ha ido disolviendo, llegaba tras conocerse también hoy que el Banco Central de Rusia gastó 1.961 millones de dólares (1.577 millones de euros) el pasado lunes en el mercado de divisas para tratar de estabilizar la cotización del rublo. La cifra, según Interfax, significa que el país ha gastado en la defensa de su moneda más de 80.000 millones de dólares (64.360 millones de euros) en lo que va de año.

El coste del billete verde, pese a la mayor calma con la que comienza el miércoles, sigue muy por encima de la semana pasada: el miércoles 10 de diciembre el dólar se pagaba a 54 rublos. La combinación de un petróleo a la baja y las sanciones financieras han puesto esta semana en el punto de mira la economía del país, ante el temor a un colapso como el de 1998.

La Bolsa de Moscú también ha comenzado a caminar al alza. Aunque abrió sin variaciones en su índice de referencia RTS, que se mantuvo en los 629,15 puntos, después de caer ayer el 12,41%, minutos después de iniciar las operaciones, el RTS subía el 4,5%.