El precio del petróleo cae al nivel más bajo en cinco años

El precio del petróleo cae al nivel más bajo en cinco años

El precio del barril brent —el crudo de referencia en Europa— mantiene su tendencia descendente y ha arrancado la jornada con un descenso del 1,9%. De esta forma el petróleo cae al nivel más bajo desde julio de 2009 y rompe el suelo de los 60 dólares. El petróleo West Texas Intermediate (WTI), el índice de referencia en Estados Unidos, retrocede un 2,1% y cae por debajo de los 55 dólares por barril por primera vez en más de cinco años.

Este nuevo descalabro del precio del crudo, que acumula un descenso del 48% desde el máximo anual registrado el pasado junio, se produce en medio de las especulaciones de que los productores estadounidenses podrían aumentar su producción para tratar de conseguir más cuota de mercado en su pulso contra la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP).

Los perforadores estadounidenses se están beneficiando de que la caída de los costes de producción está siendo tan acentúada como el descenso del precio del crudo, según un informe de Goldman Sachs Group. Por este motivo, no se descarta que el brent pueda caer por debajo de los 50 dólares el barril durante el próximo año, según una encuesta a analistas realizada por Bloomberg.

El petróleo se ha desplomado cerca de un 48% desde verano. El desplome arrancó tras la decisión de la OPEP de rechazar un recorte de la producción para defender su cuota de mercado en medio del auge de la producción de esquisto en Estados Unidos a través del fracking, lo que está aumentando la oferta mundial y creando una cierta superabundancia. La organización, responsable del 40% de la oferta mundial de crudo, ha manifestado que se abstendrá de poner freno a la producción incluso si el crudo cae a 40 dólares el barril, según la postura anunciada por los Emiratos Árabes Unidos.

"Parece que el mercado ya no es capaz de responder al exceso de oferta", según manifestó  Hong Sung Ki, analista de materias primas Samsung Futuros Inc a Bloomberg. "Por el lado de la demanda, la economía mundial sigue desacelerándose mientras toma tiempo para que la  producción de esquisto de EE UU retroceda por el lado de la oferta."