El tráfico de las vías de peaje crece tras ocho años de caídas

El tráfico de las vías de peaje crece tras ocho años de caídas

Las autopistas de peaje se anotarán en 2014 su primer aumento de tráfico de los últimos ocho años, al cerrar con una media de 16.400 vehículos diarios, según se desprende de las estadísticas del Ministerio de Fomento correspondientes al mes de noviembre. No obstante, en esta cuenta se excluyen las ocho autopistas quebradas que tendrá que rescatar el Estado (entre ellas, las radiales de Madrid), y cuyo tráfico caerá este año en torno a un 2,6%.

Este volumen de tráfico estimado arroja un incremento de alrededor del 3% en comparación con los 15.932 usuarios diarios que la red de vías de pago contabilizó en 2013. A pesar del repunte, el volumen de tráfico de las autopistas continúa en niveles similares a los que presentaba a finales de la década de los noventa, cuando la red de este tipo de vías era de unos 1.700 kilómetros, frente a la de 2.560 kilómetros que suma actualmente.

Este nivel de tráfico es fruto del desplome del 33% que el tráfico de las autopistas ha acumulado en los siete ejercicios consecutivos de caídas que ha encadenado desde la intensidad media diaria (IMD) máxima de 23.909 vehículos contabilizada en 2006 y hasta 2013. En 2014, sin embargo, se han contabilizado aumentos en todos los meses, salvo el de marzo.

Fuentes del sector consultadas por Europa Press atribuyen a un “entorno macroeconómico más estable” el aumento del turismo y a las “propicias condiciones” meteorológicas la recuperación del tráfico en las autopistas.

La red de autopistas afrontará así con subidas 2015, ejercicio en el que el precio de los peajes quedará congelado por vez primera en cinco años. Además, el Ministerio de Fomento prevé articular a lo largo de 2015 un plan para reducir el peaje en las horas valle (las de menos tráfico) de determinados tramos de autopistas, mediante acuerdos con las empresas concesionarias.

Del repunte de los tráficos se excluyen las ocho autopistas que están en riesgo de quiebra y pendientes de que Fomento cierre del plan que diseña para rescatarlas. Estas vías acumulaban una caída media del 2,62% en su número de usuarios al cierre de los 11 primeros meses del año, periodo en el que contabilizaron unos 6.188 vehículos diarios. El ministerio trabaja para integrarlas en una nueva empresa nacional de autopistas 100% pública, tras aplicar una quita del 50% a la deuda de 3.400 millones de euros que actualmente soportan.