Rodrigo Rato sobre Bankia: “No hubo intención ni posibilidad de engañar”

Rodrigo Rato sobre Bankia: “No hubo intención ni posibilidad de engañar”

"No había ninguna intención de engañar ni ninguna posibilidad de engañar". Así ha respondido esta mañana el expresidente de Bankia y exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, al informe de los peritos judiciales sobre las condiciones en las que salió a Bolsa la entidad que él presidía. El informe entregado al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu cuestiona la validez de las cuentas de Bankia y apunta a que engañó a cientos de miles de inversores.

Rato ha defendido en una entrevista en Onda Cero que la entidad que dirigía no actuó "en solitario". "Estábamos completamente controlados", ha asegurado sobre el proceso de fusión de Caja Madrid y Bancaja, y de la salida a Bolsa en julio de 2011. "Esto no fue una conspiración, nosotros salimos en circunstancias muy difíciles" a Bolsa, ha argumentado Rato tras destacar que el Banco de España remitió cartas a todas las cajas en proceso de fusión con su "visión y sus números sobre la situación y las pérdidas esperadas" en las que podían incurrir. Unas cartas que están en el sumario y que el expresidente de Bankia considera que los peritos judiciales, del propio Banco de España, no han tenido en cuenta.

Rato ha calificado de "muy discutible" el informe judicial y ha resaltado supuestas contradicciones entre las conclusiones del documento y la actuación del Banco de España. Así, ha asegurado que en el sumario consta que uno de los responsables de la Inspección consideraba que las cuentas de Bankia "eran coherentes con la realidad" de Bankia. El Banco de España recalcó este jueves que los peritos actuaron "a las órdenes exclusivas del juez instructor" Fernando Andreu, "sin que puedan, por ello, atribuirse a la institución 'sus criterios o conclusiones".

En relación con las supuestas irregularidades en la cotización de las acciones de Bankia, Rato ha afirmado que "las órdenes de compra no se engordan" y que la prueba de ello es que la acción se mantuvo tras la salida a Bolsa e incluso se dobló el número de inversores extranjeros en seis meses.

Los peritos judiciales también cuestionan a Deloitte, que auditó las cuentas de Bankia. Al respecto, Rodrigo Rato ha señalado que "es la primera auditora financiera de España" y que durante años cerró sus informes sobre Caja Madrid y Bancaja "sin ninguna salvedad". Como el resto del informe, ese punto se "discutirá" ante el juez.

También se ha referido Rato al fraude de las tarjetas opacas de Caja Madrid, un término que ve "nada exacto porque no hay nada que sea menos negro que una tarjeta nominativa". Ha defendido, como ya hizo ante el juez que le imputó por el uso de las tarjetas, que siempre pensó que el dinero del que dispuso formaba parte de su salario.