La prima de riesgo española cae al nivel más bajo en cuatro años y medio

La prima de riesgo de la deuda pública, que, por extensión, sintetiza la percepción de los inversores sobre la capacidad de pago de la economía española, sigue moderándose. Este martes, al cierre de los mercados, el diferencial del bono español a diez años con el título alemán al mismo plazo, el indicador más usado para cuantificar esa prima de riesgo, bajaba de los 111 puntos básicos, la menor distancia desde el 14 de mayo de 2010, cuando alcanzó los 108,4 puntos básicos.

La prima de riesgo española hizo cumbre en la era euro el 24 de julio de 2012, al llegar a 638,42 puntos básicos, después de que el Gobierno de Mariano Rajoy solicitara el rescate para la banca y anunciara otro contundente ajuste presupuestario. La contrapartida vino apenas un par de días después, cuando el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, anunció que se haría “todo lo necesario para sostener el euro”.

Las sucesivas medidas adoptadas por el BCE para sostener ese compromiso han marcado la tendencia a la baja de la prima de riesgo de la deuda pública de lo que se ha dado en llamar en esta crisis periferia europea (España, Grecia, Portugal e Irlanda) y, también, de Italia. El último paquete del banco central —recorte del tipo de interés al 0,05%, más penalización a los depósitos aparcados en el BCE, nueva inyección de liquidez a la banca condicionada a que den crédito, o compras de cédulas hipotecarias y de deuda empresarial titulizada—, anunciado en septiembre, dio otro empujón, hasta situar el diferencial en 111,4 puntos básicos. Y esa es la cota que se desandó ayer.

Será de nuevo el próximo Consejo de Gobierno del BCE, que se celebra este jueves, el que determinará si esta tendencia se prolonga y se baja de los 100 puntos básicos, un nivel que se alcanzó por última vez (97,1) el 3 de mayo de 2010, cuando el Eurogrupo dio el visto bueno al primer rescate a Grecia.

Entonces, la prima de riesgo siguió escalando hasta que el Consejo Europeo confirmó la decisión (164 puntos básicos el 7 de mayo de 2010, nivel al que ya se volvió en abril de este año) y aprobó, dos días después, un fondo de rescate europeo. Esta primera línea de contención, luego ampliamente rebasada por la crisis, alivió momentáneamente la presión sobre la deuda española hasta los 97 puntos, el nivel que marcaba la prima de riesgo cuando el expresidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, dio un giro histórico a sus medidas de ajuste.