Economía prevé 800.000 nuevos ocupados entre 2013 y de 2015

Economía prevé 800.000 nuevos ocupados entre 2013 y de 2015

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha afirmado este martes que entre finales de 2013 y finales de 2015 se habrán creado 800.000 nuevos puestos de trabajo, es decir habrá casi 180.000 ocupados más de lo que se preveía en el proyecto de ley de presupuestos para el año próximo.

En el texto presupuestario que aprobó el Gobierno para su tramitación parlamentaria el pasado septiembre constaba que en términos de Encuesta de Población Activa (EPA) habría una creación neta de 622.000 puestos de trabajo entre finales de 2013 y finales del próximo ejercicio.

De Guindos ha elevado esta cifra a 800.000, y ha asegurado que los datos de reducción del paro registrado son "positivos" y marcan una tendencia de recuperación que va en línea con los crecimientos intertrimestrales del PIB.

Antes de la clausura de la conferencia anual de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), De Guindos ha considerado que en el cuarto trimestre de 2014 la economía aumentará en tasa intertrimestral en una "dirección parecida a los dos trimestres anteriores", cuando el PIB subió el 0,5 %.

"La recuperación continúa y este año por primera vez desde principios de la crisis habrá una tasa de crecimiento de empleo positiva", ha dicho, al tiempo que ha reconocido que la tasa de paro todavía es "inaceptable" y la "lacra social" más importante de España.

El ministro ha puntualizado que la mejora de la situación del mercado laboral y de la actividad tiene que ver con la mejora del sector de la construcción "que ya no destruye empleo sino que tiene aportaciones positivas".

De Guindos ha valorado este "cambio fundamental" así como el aumento de los flujos de nuevo crédito a las familias, empresas y al sector residencial y en este sentido, ha elogiado que la bajada de la prima de riesgo y de los niveles del bono español, "tendencia que lleva bastante tiempo" y que refleja que la economía española "se está financiando bien".

No obstante, durante la clausura de esta jornada, el ministro ha asegurado que la receta del Gobierno es continuar con los esfuerzos y las medidas para culminar el proceso de consolidación fiscal y reducir el déficit.

Al respecto, ha recordado que en los próximos días se aprobará una nueva regulación del sector seguros y del sector de las auditorías y ha mencionado otras reformas pendientes para los próximos meses como las de los servicios y colegios profesionales.

El ministro, ha insistido en que las circunstancias de la economía española son distintas que hace tres años y ha valorado el aumento de los niveles de competitividad por la bajada de los costes laborales, el mejor tipo de cambio que favorece a España y la reducción en los precios de la energía.

"Por primera vez, los planetas están alineados para que la economía española dé una sorpresa positiva y se pueda recuperar el objetivo fundamental que son los niveles de empleo y actividad", ha aseverado.

De Guindos se ha mostrado optimista también sobre los riesgos que podrían amenazar a España y que provendrían de la Eurozona y ha afirmado que aunque el crecimiento de la zona Euro es "débil" Europa podría "sorprender" en 2015, ya que se ha culminado la unión bancaria, la política fiscal tiene un sesgo neutro y hay abundante liquidez por las medidas que está llevando a cabo el BCE ante una inflación baja.

Asimismo, el ministro ha mencionado las reformas estructurales que deberán aplicar algunos países de la Eurozona como consecuencia de la "presión que tienen para superar su situación de estancamiento".

Al respecto, de la disposición de 8.000 millones de euros del Fondo de Reserva para pagar la extra de diciembre de los pensionistas, De Guindos ha dicho que el camino a seguir es generar empleo de calidad para que haya contribuciones positivas a la Seguridad Social.

"La cuestión es recuperar los niveles de empleo y afiliación; ahí esta la salida", ha puntualizado tras recordar que la principal rémora para la Seguridad Social fue la destrucción de empleo "tan intensa que hubo durante la crisis".

Ha restado importancia al hecho de que se haya tenido que utilizar una parte del Fondo de Reserva ya que -en su opinión- "se tiene que utilizar este tiempo para pasar esta situación de dificultad".