Telefónica negocia con BT la venta de su filial 02 en el Reino Unido

Telefónica negocia con BT la venta de su filial 02 en el Reino Unido

Telefónica negocia con BT la venta de su filial O2 de telefonía móvil en el Reino Unido en una operación que incluiría el pago en acciones y en efectivo, aunque las conversaciones están en fase muy preliminar. El grupo británico, el mayor proveedor de banda ancha y telefonía fija del país, también negocia paralelamente con Everything Everywhere (EE), la filial conjunta de Orange y Deutsche Telekom, para la compra de su negocio móvil. Las acciones de BT han subido este lunes en Bolsa un 3,7%, mientras que las de Telefónica han avanzado un 1%, algo menos que el Ibex 35.

Aunque la operación está en fase muy preliminar, si se lleva a término incluiría el pago en acciones y en metálico. BT, que escindió su negocio móvil en 2001, tiene una capitalización bursátil de 47.700 millones de euros. O2 no cotiza en Bolsa, pero Telefónica pagó por ella 26.000 millones de euros en 2005, aunque entonces la filial incluía activos en Alemania e Irlanda, que no serían adquiridos por BT, interesada solo en el negocio británico.

Tanto Telefónica como BT han reconocido este lunes, en sendos hechos relevantes remitidos al regulador bursátil, la existencia de conversaciones, aunque en ambos casos coinciden en señalar que las negociaciones se encuentran en una “fase muy preliminar”. Si se cerrara la operación, BT conseguiría añadir el móvil a su oferta de telefonía fija, Internet y televisión, en el proceso de paquetización de los servicios de telecomunicaciones que se está produciendo en toda Europa. Por su parte, Telefónica reduciría notablemente su deuda, que asciende a 41.200 millones de euros, y obtendría fondos para centrar sus esfuerzos en Brasil, el principal mercado de la operadora, y donde se está produciendo un proceso de consolidación.

BT ha detallado en su comunicación que ha recibido una propuesta tanto de Telefónica como de otra compañía, en referencia a EE, ofreciendo sus divisiones móviles. “Hemos recibido expresiones de interés de los accionistas de dos operadores de redes móviles del Reino Unido, de los cuales uno es O2, sobre una posible transacción en la cual BT adquiriría su negocio de telefonía móvil” del país, dijo BT, que precisó que “todas las discusiones están en una etapa muy preliminar y no puede haber ninguna certeza de que cualquier transacción se producirá".

Por su parte, Telefónica ha señalado que “regularmente analiza la evolución de los mercados en que opera, así como las diversas alternativas estratégicas que permitan generar valor a sus accionistas y solidificar su posición financiera”, y ha reconocido que está manteniendo conversaciones con British Telecom, aunque “estas se encuentran en fase muy preliminar, no existiendo, por tanto, certeza de que una transacción pueda llegar a tener lugar con dicha compañía”, según el hecho relevante remitido a la CNMV.

BT busca servicios de móvil

El antiguo monopolio británico firmó el pasado mes de marzo una alianza con Everything Everywhere (EE) para prestarle cobertura de red al operador virtual (OMV) creado por BT para ofrecer servicios de telefonía móvil a sus clientes en el Reino Unido a partir del próximo año. Con esta operación, BT aceleraría esos planes como confirmó este lunes en su comunicado: “Hemos estado explorando formas de acelerar estos planes, incluyendo la posible adquisición de un operador de red móvil en el Reino Unido”, indicó.

Por su parte, el consejero delegado de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, reconoció en un foro de telecomunicaciones en Barcelona la semana pasada que debe evaluar sus alternativas en el mercado británico, incluida una eventual venta, si los consumidores siguen apostando por servicios convergentes de fijo y móvil, como sucede en España con paquetes como Fusión de Movistar. Y es que O2, que tiene 24,3 millones de clientes de móvil, vendió su negocio de telefonía fija y banda ancha al grupo de TV de pago Sky el año pasado, lo que le deja fuera de la batalla por la convergencia por la que apuestan sus competidores Vodafone y EE, que ya ofrecen paquetes fijo-móvil.

La filial de Telefónica en Reino Unido tuvo ingresos de 6.692 millones de euros, con un resultado bruto de explotación de 1.637 millones. La compañía tiene 7.833 empleados.