¿Tienes un proyecto emprendedor? Preséntate a los premios Emprendedor XXI

La Caixa ha abierto un año más, y ya van ocho, la convocatoria 2014 del Premio “Emprendedor XXI” en busca de las mejores ideas.  Una iniciativa dirigida a emprendedores que destaquen por aplicar la innovación a aspectos fundamentales de su negocio, por su potencial de crecimiento y por su visión global.

premios emprendedor-ivan bedia

 

Uno de los requisitos para presentarse a este premio es que las empresas deben ser pymes y micropymes innovadoras con menos de dos años en el mercado. Estas empresas competirán en la categoría ‘Emprendes’, que busca los proyectos de reciente creación que destaquen especialmente por el potencial del modelo de negocio, por el tamaño y las características de su mercado, el grado de innovación, el compromiso del equipo fundador y los resultados obtenidos hasta el momento.

 

Las convocatorias se pueden presentar hasta el próximo 10 de abril de forma online, a través de la página web www.emprendedorXXI.es, y durante los meses de mayo y junio se darán a conocer los 17 emprendedores españoles seleccionados, uno por cada comunidad autónoma.

 

Los ganadores de los premios EmprendedorXXI recibirán premios en metálico por una cuantía total de 400.000 euros así como estancias de formación y “networking” en algunos de los principales polos de innovación del mundo: Cambridge (Reino Unido), Tel Aviv (Israel), Silicon Valley y Nueva York (Estados Unidos).

 

Así que ya sabéis, si sois emprendedores y tenéis una empresa de reciente formación, aprovechad esta oportunidad, podéis ganar una formación de élite, acceso a financiación y networking internacional. Una oportunidad única.

 

Sígueme en @IvanBedia

Montar un negocio con poco presupuesto es posible

Cada vez que un emprendedor me cuenta su idea de negocio y me muestra sus ganas de poner en marcha su empresa, siempre le digo adelante, pero también le aviso de que hay muchos obstáculos en el camino, principalmente el dinero o la falta del mismo.

El mayor problema a la hora de poner en marcha un negocio suele ser el dinero pero existen una serie de estrategias que pueden ayudarte a despegar.  Si no dispones de mucho capital para arrancar tu actividad y tus activos son tu tiempo, tus ganas y tus conocimientos, una de las opciones más válidas es empezar como freelance. Ofrece tus servicios para trabajar para otras empresas como personal externo y pon en marcha tu actividad empresarial sin más necesidad de darte de alta como autónomo.

Si tu negocio va a centrarse en la venta online, la mejor estrategia es montar un blog e ir mostrando tus productos. Si ves que empiezas a tener clientes, desarrolla tu tienda online y empieza a vender. La venta online es el negocio del siglo XXI ya que te permite organizar tus horarios y actividades como quieras, además de presentar una serie de ventajas para los consumidores. Además, económicamente implica una menor inversión que una tienda tradicional, por lo que puede ser una buena idea para empezar sin tener que hacer una gran inversión.

La personalización de los productos y el trabajar bajo pedido son otras dos estrategias que pueden hacer que tu negocio prospere sin mucho presupuesto.

Las redes sociales son fundamentales en el lanzamiento de los nuevos negocios. Tienen un coste económico bajo, pero implican mucha dedicación personal. El éxito de muchos nuevos negocios radica en el boca a boca y en la difusión del proyecto en las redes sociales. Lo que impulsa el éxito de estas nuevas empresas son los ‘Me Gusta’ que reciben las fotos de sus productos en Facebook, los retweets en twitter y la viralidad de los vídeos.

¿Y vosotros, cómo pusisteis en marcha vuestro negocio con poco presupuesto?

La motivación de los trabajadores, clave para el éxito de tu empresa

A la hora de motivar a tus trabajadores, no pienses sólo en la remuneración económica, hay otros factores que pueden contribuir a su involucración con la empresa.

 

La motivación del equipo de trabajo es clave para el éxito de la empresa. Pero mantener motivados a tus trabajadores no es una tarea fácil. La comunicación constante, el desarrollo de proyectos de carrera, servir de ejemplo, la integración o la cohesión, son algunos ejemplos de cómo trabajar en equipo para logar los objetivos del negocio.

 

Una buena manera de motivarlos es presentándoles con transparencia los resultados,  analizando en equipo cuánto queda para conseguirlos y qué estrategias seguir para conseguirlos, de esta manera conseguimos involucrar a todos los componentes del equipo.

 

Otra forma de motivación es haciéndoles ver que su trabajo es importante y que forma parte del producto final, ese producto o servicio que cumple las necesidades de los clientes de la empresa. Lo más importante es valorar siempre su trabajo.

 

Para conseguir una implicación de los trabajadores de tu equipo tienes que predicar con el ejemplo. Tienes que estar presente en la empresa y trabajar codo con codo con tus trabajadores. Hay decisiones que sólo tú puedes tomar pero hay otras que puedes compartir con tus trabajadores.

 

El desarrollo de proyectos de carrera personalizados para cada trabajador puede ayudar también a que tus trabajadores participen, den sus ideas y se sientan motivados al sentirse parte del crecimiento de la empresa.

 

Lo más importante es compartir la visión, no es necesario que todos los miembros de la empresa piensen igual, pero sí que compartan el objetivo final del negocio y que mantegan una comunicación constante.